• Ameth Valentin

Como Dios cambió mi vida con una simple mirada


La historia de cómo DIOS cambió mi vida con una joven.

Una chica que está muy empapada de todo lo que es la iglesia, una chica que lucha para ser mejor, que ayuda a los jóvenes a que vean el amor de Dios, que no es solo rezar todo el día ni estar con una camándula en la mano, se trata de compartir, amar a Dios y convivir con muchas personas.

El chico era un chico común, un joven que sólo le interesaba ser famoso, que quería ser el centro de atención de todos, que creía que ser popular era lo mejor, era muy fantoche, él estaba en busca de una respuesta de algo que cambiara su vida y se sumergía en apariencias o una simple sonrisa falsa.

Cuando conocí a esa joven supe inmediatamente que sería parte de mi vida, que tendría un antes y un después, que serías el motivo de mi sonrisa y mis ganas de cambiar a ser más mejor de lo que era. Y fue así. Cambiaste mi vida, pero siempre por algo mejor. Me inspiraste a crecer y madurar. Me hiciste comprender que el amor sí es complicado, pero que si tienes las ganas y la debida atención, siempre valdrá la pena, pase lo que pase.

Provocaste que dejara caer esa máscara que no me permitía mostrarme tal cual era, pues me hiciste sentirme seguro de mí mismo.

Antes de ti jamás imaginaba que el amor podría ser tan increíble, pero cuando llegaste tú pasaste de ser una simple persona a ser una de las personas más importante de mi vida. Dios te puso en mi camino y llenaste mi corazón, encendiste mi alma y provocaste que quisiera ser una mejor persona y eso es lo que más agradezco, porque sé que si no te hubiese conocido no hubiese conocido a otras personas que son jóvenes que luchan a pesar de sus dificultades pero solo tenemos una misión en el camino que es llevar a nuestro creador a muchas personas y ayudar a otros jóvenes a creer en Dios.

Cambiaste mi vida, pero la hiciste más hermosa, más significativa y la llenaste de amor y comprensión. Tomaste mi mano, guiaste mi camino junto con el tuyo y me mostraste que con Dios todo es posible.

En muchas ocasiones Dios pone a personas que te sacan del mundo en el que te encontrabas para un mejor futuro. Dios te cambia la vida de una manera increíble y Él sabe por qué hace las cosas, recíbelo en tu mente y en tu corazón como el único que estará para ti en cada momento y verás que tendrás una vida más feliz y plena. No hay nada mejor que estar en el camino de Dios.

“Recuerda siempre escuchar a tu corazón “