• Ayleen Sánchez

¿Estás afanado por vivirlo todo? Tranquilo, todo a su tiempo


¿Alguna vez han querido tener la vida de otras personas?… ¿extraño, verdad? Pues esto le pasó a Any.

Any estaba algo preocupado por algunos asuntos y trataba de olvidar aquellas cosas mirando su Instagram.

Entraba a su cuenta cada diez minutos para ver qué pasaba, actualizaba constantemente y llegó un momento en que encontró a compañeros de la secundaria entre otras personas; se quedó maravillada por las cosas que veía: viajes, locuras, diversión, noviazgo, salidas familiares, cambio de "look", entre otras cosas…

Any se imaginaba en esas imágenes, ya sentía que su vida no era nada divertida, no ha tenido experiencia como los demás y se enojó tanto que apagó el celular para no ver más.

Se sentó en el portal de su casa a ver las estrellas y se preguntaba ¿por qué me siento así Señor?, Por un instante todo quedó en silencio. Ella me contó que sintió una paz en su interior y solo pensaba en una frase: “cada vida es diferente”, puede que no sea el momento de vivir estas cosas y recordó: “todo a su tiempo” Eclesiastés 3; 1-8.

Algunas veces como jóvenes siempre queremos estar en todos lados o momentos, a la moda de la vida para sentirnos diferentes a los demás; y nos volvemos materialistas y dejamos que el mundo, las situaciones y problemas nos tornen resentidos con nosotros mismos. Any estaba siendo envidiosa con las personas que conoce, pensó que al no tener esos mismos momentos o fotografías no podía ser feliz. Recordemos jóvenes que para tener una vida feliz no es necesario tenerlo todo al instante, las cosas llegan a su tiempo; solo sé tú mismo, disfruta el momento que tienes enfrente.