¡Sal y predica el Evangelio! ¿Yo?

October 29, 2014

¿Cuántas veces hemos sentido ese llamado para dejar nuestro estilo de vida y seguir al Señor? ¿Te ha pasado que sientes ese fuego en tu interior, sin embargo lo ignoras por miedo al qué dirán? 

Karen tenía 17 años cuando en un retiro de confirmación sintió el llamado del Señor para servirle, Jesús quería que ella empezara a anunciar el evangelio y que se comprometiera más con Él y la iglesia. Pero Karen, estaba en plena etapa de la juventud dónde tenía todo lo que el mundo podía ofrecerle. Estaba bien económicamente, tenía la libertad suficiente para salir dónde quisiera, era miembro de un círculo social en su escuela muy popular y había logrado en sus pocos años de vida ser conocida por todos como aquella chica cuyo nivel social era superior a muchos de su edad. Sus amigos eran iguales a ella, sólo que ellos no tenían para nada la idea de que había un Salvador, un amigo fiel, un verdadero Señor de amor. La noche en que Karen recibió ese llamado de Jesús, en plena hora santa en su retiro final de confirmación, fue la noche en que ella tuvo que tomar una decisión que marcaría su vida. Al salir del retiro, por miedo al qué dirían sus amigos, o cómo afectaría su vida social, Karen ignoró aquel llamado. 

 

¿A cuántos nos ha pasado esto? ¿Cuántos por miedo al qué dirán no hemos elegido al Señor?

 

El mundo te quiere rebelde...

 

La juventud hoy en día no busca al Señor, en cambio, se refugia en dioses materiales y de felicidad "express" para liberarse de sus problemas y escapar de su realidad de forma fácil, más no correcta. El mundo quiere que los jóvenes fumen, tomen, sean rebeldes, se expongan, practiquen el libertinaje y que vivan una juventud de desenfreno o baja moral. Y si no eres así, no tienes un espacio digno en la sociedad. 

Y es que la sociedad ha caído tan bajo en cómo perciben o dibujan el modelo o prototipo juvenil, que te ven como cosa rara si no haces nada de estas cosas. Utilizan la expresión de que: "No te diviertes. Qué aburrido eres. No gozas tu juventud. Pareces viejo". Pero la verdad es que un joven que tiene al Señor en su coarzón, no se deja engañar por las máscaras del mundo que intentan arrastrarlo a un estilo de vida no sólo triste y que da lástima, sino que busca que se pierda esa esperanza de que los jovenes son el futuro de la sociedad. 

 

Dime con quién andas...

 

Todos hemos escuchado en algún momento esta frase: Dime con quién andas y te diré quién eres, y con el paso de los años me he dado cuenta que si es cierta. Las personas que están a nuestro alrededor y que tenemos como amigos influyen mucho en nuestras acciones. Y más si son ellos los que nos influyen en nosotros y no nosotros en ellos. Muchos jovenes buscan una aceptación social o un espacio que según ellos valga la pena y caen en las redes de jovenes que por cuestiones de tiempo y actos tienen cierto control social sobre un círculo predominante, y acuden a cumplir a lo que ellos digan o a tratar de ser como ellos. Es allí donde vemos que la juventud va tomada de la mano con una moda llena de egocentrismo y rebeldía, dónde los más malos son los que tienen poder, y los que se dejan influenciar por ellos quieren aspirar a un espacio en la jerarquía social adolescente. Muchos son los que caen por los deseos de la popularidad, olvidándose de quiénes son en realidad, dejando a un lado sus valores, ideales y hasta identidades, para así convertirse en marionetas del mundo que sólo representan una pérdida grande en el desarrollo de un mundo mejor. 

Ahora bien, ¿qué pasa cuando un joven que está tendido en la trampa del mundo por algún motivo conoce al Señor? De repente, su oscuridad desaparece, su mente se aclara, comprende sus problemas y entonces, quiere buscar una salida correcta para volver a ser un joven de Dios. ¿Qué hace entonces para lograrlo?

 

Los jovenes que siguen a Jesús son valientes

Valientes porque son diferentes. Valientes porque aprenden a vivir en el mundo sin ser parte de él, porque son capaces de renunciar al maligno y de levantarse en medio de una multitud de muchachos consumidos por la contaminación de esta sociedad tan errante, valientes porque a pesar de que son jovenes, han tenido el privilegio de ser llamados por el Señor y responderle, elegirlo y luchar por Él. La juventud es la herramienta para convertir a otros jóvenes. La juventud tiene voz y poder. Si Jesús te llamó para que dejes tu estilo de vida del mundo y salgas a anunciar el Evangelio, toma su mano, ten fe y fortaleza, ora y encomiéndate, porque Jesús te llamó para que seas un instrumento en la tierra para llevar almas a Él. 

Que te llamen loco, que te miren mal, que digan que estás perdiendo tus años de oro y que piensen que perdiste la cabeza, ser del equipo de Jesús es un regalo, una bendición. Y si tienes miedo al qué dirán, siéntete orgulloso y feliz porque el Señor se sentirá maravillado y alegre de tenerte de su lado. 

 

Si sientes el llamado del Señor a servirle, acógelo con gozo, ora mucho y haz la voluntad que Cristo tiene para ti. Te invito a formar parte de un grupo pastoral, a salir a misionar, a ser un ejemplo vivo con tus actos de que Jesús vive en tu corazón, y verás que tú mismo podrás llevar a otras personas a buscar a Dios. Muchos jovenes toman estos caminos errados porque no saben qué hacer, porque se dejan llevar por personas que no buscan hacerles ningún bien, porque están perdidos y atormentados, o porque nadie nunca les ha hablado de Dios. Se tú el primero en darles una mano amiga y de esperanza. La vida en el Señor es divertida, es maravillosa, y está llena de bendiciones. 

 

Joven, la Pastoral Juvenil te espera :)

 

 

Una muestra clara de lo que he hablado en este tema es que puedes ver los jóvenes que estamos en Pastoral Juvenil u otra pastoral de las diferentes parroquias. Somos pecadores, como tú. Somos jóvenes, como tú. Cometemos errores, como tú. Sin embargo, el Señor nos llamó a cada uno, y todos elegimos escuchar su llamado. El Señor nos llama a todos a trabajar en su viña. Hoy, Jesús te llama a ti para que trabajes con Él y para Él. ¿Te atreves a atender su llamado?

 

Si sientes ese fuego en tu interior y esos deseos de vivir tu juventud y el resto de tu vida junto a Cristo, te invito a que te acerques a tu parroquia más cercana y preguntes por la pastoral juvenil. Es una pastoral para dar ese bonito comienzo de trabajar en la iglesia y te ayudará a formarte y crecer como persona y cristiano.  También te ayudará a definir tu vocación y es un puente para luego entrar en otras pastorales de acuerdo a tu carisma. 

La Pastoral Juvenil de la Parroquia San Francisco de Paula te espera con los brazos abiertos :)

¡Atrévete!

 

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload