Mamá, quiero ir a Chitré...

December 11, 2014

Eso fue lo que le dije a mi mamá hace 2 años cuando fui a mi primer Encuentro Nacional de Renovación Juvenil en Chitré. Esta semana en el blog dejamos a un lado los temas específicos para darles nuevamente un testimonio, en esta ocasión un relato personal de un encuentro que me tocó el corazón y que me ha enseñado una nueva lección cada vez que voy. Esta semana les compartiré mi experiencia en el ENRJ. 

Ahora bien. Cuando hablamos del ENRJ (Encuentro Nacional de Renovación Juvenil) no hablamos de cualquier tipo de encuentro. Es un encuentro que se hace en Chitré, específicamente en el Colegio Segundo Familiar Cano, siendo un evento católico esperado por todos los jóvenes del país, ya que busca evangelizar a la juventud, compartir entre hermanos que somos y hacer eco y presencia de que la juventud de Cristo sigue viva. Este encuentro lleva más de 30 años y a lo largo del tiempo, ha tocado el corazón de muchos y sirve de perfecto impulso para recargar nuestras baterías y continuar felices y activos trabajando para la Viña del Señor.

Retomando mi vivencia personal, supe de este encuentro luego de haber ingresado a la Pastoral Juvenil de mi parroquia. Apenas supe que era en Chitré, y que íbamos un grupo grande de muchachos, me anoté para ir. No tenía idea de qué trataba ni de la mecánica del mismo, simplemente por ser un evento católico quería ir. Para ese tiempo, había tenido muchos problemas emocionales y necesitaba un escape y un ambiente distinto para sanar ciertas heridas.

Como todo viaje trae gastos, realizamos muchas actividades meses antes y pagamos cuotas para recaudar los fondos. Logramos conseguir el dinero necesario y viajamos un grupo de unas 35 personas o un poco más a Chitré. Esto fue en inicios del 2012, y para mi sorpresa, el lema del encuentro ese año era: ¿Qué quieres que haga por ti? Yo en mis adentros me decía: Pues todo Señor, que me sanes y transformes.

Ya en Chitré, el ambiente es genial. No cabía un alma más en el gimnasio, sin embargo, el Señor permitía que continuaran llegando más y más jóvenes para que escucharan su Palabra. El primer día era la apertura, hubo Hora Santa y confesiones. La fila de confesión era inmensa, y eso me llenaba de gozo, al saber que muchos jóvenes iban allá con ánimos de ver un cambio en su vida y de abrir su corazón. Los temas eran interesantes y directos, nos hablaban de la familia, el noviazgo, los vicios, las heridas sin sanar y la verdadera felicidad. Cristo tocaba nuestro corazón herido y perdido en cada prédica y lo reafirmaba en la Eucaristía que se daba todos los días.

Todo fue poco a poco tocándome y llegando a lo más remoto de mi corazón, sanando paso a paso cada duda o dolor que tenía. En medio de lo espiritual, había mucho tiempo para lo social. El grupo que fuimos de pastoral ese año estaba más unido que nunca, por lo que compartíamos y jugábamos en los ratos libres en la casa, salíamos a cenar en la noche luego de que terminada la jornada diaria y grabábamos videos, tomábamos fotos y nos quedábamos hasta altas horas de la noche conversando. 

 

Jesús sanó mi corazón antes de irme...

 

 

Llegado el penúltimo día del encuentro, teníamos un día de blanco, dónde se lo dedicábamos a la paz, hacíamos una caminata hasta llegar al gimnasio y posteriormente había una Vigilia. Fue aquella noche dónde el Señor terminó de sanar mi dolor.

Después de llegar de la caminata, nos amontonamos en el gimnasio para recibir a Jesús Sacramentado. Durante el encuentro había tratado de esquivar o ignorar mi dolor emocional principal, y no había permitido que nadie me viera llorando, o entregada por completo al Señor. Pero esa noche, una noche antes de irnos de aquel lugar, comprendí que Dios me había llevado hasta Chitré, hasta ese encuentro, mi primero ENRJ, no sólo para enamorarme más de él, sino por una misión, para sanarme. Aquel dolor había estado conmigo mucho tiempo y me impedía vivir a plenitud mi vida. Dios quería que dejara en Chitré ese dolor, y empezara un nuevo caminar. En esa hora santa, en medio de la música, las palabras del sacerdote, y en especial, del fuego que sentí que me quemaba, que era Jesús, me tiré al suelo a llorar, y lloré y saqué todo lo que me tenía mal desde hace varios meses. Mis hermanos de la pastoral, uno en especial (gracias Carlos <3), me sostuvo en sus brazos y me ayudó a calmarme. El resto de los chicos también me abrazaron y me ayudaron a ponerme en pie. Mi maquillaje se había corrido, tenía una cara de terror, pero mi alma estaba ahora limpia y feliz. Comprendí que la vida es hermosa, que los problemas se van cuando oramos por ellos, y que el Señor me había bendecido en llevarme allá para mostrarme la luz. Lo que vino después de eso fue un cierre del encuentro al día siguiente todos vestidos de rojo, llenos de ánimos, felices, agradecidos y con ansías de que fuera ya el próximo año para regresar a tan magnífico encuentro. Las amistades que fortalecimos, las enseñanzas que adquirimos y las bendiciones que se derramaron sobre nosotros fueron únicas. 

 

Del encuentro aprendí...

 

De aquel encuentro aprendí a confiar en Jesús, a abrirle mi corazón. He asistido otros años, siempre feliz y con disposición a escuchar a Cristo. Sin embargo, ese fue el encuentro, en el año 2012, que marcó mi vida. Con esta publicación quiero extenderle una cálida invitación a todos los jóvenes que desean tener a Cristo en su vida pero que no se atreven a abrirle aún su corazón, a aquellos que tienen curiosidad, y a los que tienen tantos problemas que no saben ya que hacer con ellos. La pastoral juvenil de la parroquia San Francisco de Paula te invita a unirte a algún grupo que vaya al encuentro o que nos escribas o contactes a los miembros de la pastoral juvenil para asistir con nosotros. Deja que Jesús te hable. Anímate, no te arrepentirás. Dios te bendiga. 

 

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload