Un regalo para la humanidad...

December 23, 2014

Faltan días para Navidad. Y eso a todos nos alegra. En esta publicación no les hablaré sobre la Navidad en sí, ya que eso lo estuve compartiendo en mi tema de hace unas dos semanas “En un mundo comercial”, sin embargo si quiero continuar en la misma líneas, ya que la fecha lo apadrina, y darles no un testimonio, sino más bien un recuento de lo vivido como hermanos en la primera Gran Velada Navideña de mi amada parroquia San Francisco de Paula.

 

Todo empezó como un simple comentario hace apenas un mes (porque si hay algo que destaca a nuestra pastoral juvenil es nuestro característico horario de trabajo bajo presión, para mantenernos despiertos y en apuros siempre), cuando nuestro administrados parroquial (párroco) nos solicitó realizar una velada a beneficio de la pastoral juvenil. ¿La razón? Si bien es cierto el año se está acabando, pero como todo en la vida es un ciclo y un círculo dónde retornamos al inicio siempre, en los primeros meses del próximo año estamos saturados de actividades, tenemos el ENRJ (Encuentro Nacional de Renovación Juvenil, del cual pueden buscar más información en mi publicación “Mamá, quiero ir a Chitré”), el Pre-cuaresmal y la Semana Santa (dónde cada año presentamos el Vía Crucis en Vivo y demás actividades). Como jóvenes en busca de una mejor formación, estamos en constante aprendizaje ya sea en la escuela, Universidad o trabajo, dependiendo de nuestro estado, sin embargo, la mayoría son jóvenes aún dependientes y por ende, el dinero no llueve como estos últimos aguaceros que caen, y hay que trabajar duro por recaudar fondos para las actividades previamente mencionadas. En años anteriores realizábamos kioscos, rifas, tómbolas o pequeñas actividades para ir poco a poco sacando el dinero que se necesitaba para cubrir los gastos de las actividades, pero siempre terminábamos dando dinero que salía de cada uno porque no llegábamos al monto deseado a pesar del arduo trabajo.

Entonces, este año nos pusimos ambiciosos y determinantes y junto a un grupo de adultos responsables y el párroco organizamos un evento que la verdad no se había hecho en La Chorrera nunca, quizás por la magnitud del mismo y porque se necesita de todo un comité para sacarlo adelante. ¿La idea? ¡Una gran Velada Navideña! Pero no un acto lleno de presentaciones, nos fuimos más allá y nos embarcamos en el duro proyecto de hacer también una cena. Una cena navideña a pocos días de Navidad para una simple suma de 400 personas (somos tan poco ambiciosos. Con solo un mes para organizar el evento, nos pusimos manos a la obra.

 

 

Como toda velada, se requiere de una organización dividida en comisiones, en este caso, teníamos comisión de comida, de boletos (ya que sin boleto no entrabas por el factor comida), publicidad, patrocinio y presentaciones. Para entrar de lleno en mi comisión, por siempre estar interesada en los temas de expresiones artísticas, me uní al equipo de actos. Coreografías, un musical, el Nacimiento en Vivo y cantantes católicos era la lista oficial de presentaciones para la velada, sin embargo no contábamos con un ligero detalle que nos sacudió a todos de forma extrema a tan sólo tres semanas del evento.

¿Una obra con niños? ¿A tres semanas, sin vestuario, libreto, escenario ni nada organizado ni hecho? Hecho. Nos pareció una bonita idea y a la vez sería un medio diferente, tierno e interesante para evangelizar. Como el tiempo estaba ligeramente contado y apretándonos tomamos la decisión de utilizar niños ya conocidos por nuestra comunidad para los papeles principales, tuvimos la bendición de que por la fecha, todos estaban libres de la escuela por lo que iniciamos arduas labores de ensayo diariamente. Alrededor de 5 horas al día encerrados en el salón parroquial con los niños estudiando el libreto, practicando gestos, entradas, salidas, expresiones corporales y lo más difícil: el acorde entre gesto y sonido (los niños grabaron sus voces, por lo que debía verse en perfecto acorde con las pistas el movimiento de labios de cada personaje).

Por otro lado, siendo más ambiciosos aún, tomamos el reto y responsabilidad de ser la apertura del evento. La presentación era sencilla, una coreografía con villancicos para abrir la actividad y levantar los ánimos. ¿El problema? El tiempo. Éramos 6 cabezas que al inicio no concordábamos entre pasos, canciones, horarios para vernos e ideas. Sin embargo, para gloria de Dios, todo es posible, y con mucha oración, esfuerzos, sacrificio de largas horas de ensayo y dejando a un lado el orgullo, nos pusimos de acuerdo para sacar adelante el punto y tener como resultado un lindo inicio para la velada.

Pasaron los días, las horas, el reloj se nos dio la vuelta y literalmente dormimos en la iglesia por estar organizando todo, y al fin y al cabo, no nos dimos cuenta cuando la fecha llegó. Las tres semanas se pasaron volando y sin darnos cuenta, teníamos los boletos agotados, las presentaciones listas, la gente emocionada, y nosotros moríamos de nervios porque era nuestra primera vez ante una actividad tan grande.

Llegadas las 8:00 pm del 20 de Diciembre de este año, nos encomendamos al Señor para que el fuera el director de la velada y que todo saliera bien. Y gracias a Dios, así fue. No sólo fue un evento que contagió a todos del espíritu navideño, sino que significo una oportunidad nunca antes dad antes para transmitir un mensaje de paz, amor y unidad a la comunidad. Estamos acostumbrados a ver a la feligresía de nuestra parroquia en misa o fiestas patronales, pero verlos a todos sentados bajo un mismo árbol y luces, compartiendo como hermanos no sólo una Buena Nueva sino un momento ameno de alegría, comida y talento ofrecido al 100% del Señor.

 

 

Con esta publicación les quería compartir mi felicidad al ver a toda la familia en Cristo que somos unida, esperando gracias a esta actividad la dulce y cálida espera del Nacimiento del Señor. Esperemos que sea la primera de muchas veladas navideñas 

 

 

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload