Año Nuevo, vida nueva con Jesús :)

January 5, 2015

Empezó el 2015. Y todo año nuevo trae cosas nuevas. Unas buenas y otras no tan buenas, pero al final todas son por voluntad del Señor. Si bien es cierto cada año que inicia nos proponemos realizar cambios en nuestra vida, que si adelgazamos, que si empezamos a ahorrar, que si buscamos trabajo o si por fin empezamos a mejorar ciertas actitudes.

Es aquí dónde nos ponemos a analizar aquellas resoluciones que las personas buscan cumplir cada año, y aunque la mayoría son muy buenas y atinadas, muchas veces olvidamos proponernos mejorar algo en relación a nuestra fe. Y este punto en nuestra vida sí que es importante. ¿Entre tus resoluciones para este año está incrementar tu tiempo de oración? ¿Ya te propusiste leer más la Biblia? ¿Por fin te comprometerás a asistir cada domingo a misa? ¿Te decidiste a entrar a confirmación? ¿Este año sí entrarás a alguna pastoral?

¿No habías tomado en cuenta nada de eso verdad? Aquí recae el tema de esta semana. ¿Tenemos claras nuestras resoluciones de año nuevo? Si bien es cierto somos humanos y por ende, pecadores. No somos seres perfectos y nuestra naturaleza nos lleva a cometer errores y a caer en tentaciones que nos pasan a diario. Sin embargo, Jesús, el amigo fiel y misericordioso, nos enseña que no importa que caigamos, debemos levantarnos ya que Él nos ama y nos invita cada día a ser mejores personas.

Yo en lo personal a pesar de que estoy por así decirlo, de forma activa en la iglesia, tengo muchas cosas o asuntos espirituales que me he propuesto mejorar y cambiar para este 2015. Te pregunto, ¿qué dice tu corazón que debes mejorar? ¿Tu relación con tus padres? ¿Tu vida espiritual? ¿Alguna actitud? A nivel espiritual, hay muchas cosas que podemos hacer para acercarnos más al Señor, el problema es que muchas de esas acciones son cosas que nos dan miedo hacer por el qué dirán, o porque no van de la mano con nuestro actual estilo de vida. Pero oye, año nuevo, cosas nuevas. Y si son para la gloria de Dios, vale la pena arriesgarse.

Si con lo que te he dicho aún no tienes claro que puedes hacer para ir creciendo espiritualmente, aquí te dejo algunas sugerencias:

  • Atrévete a entrar a algún grupo parroquial. Puedes hacerlo acercándote a tu parroquia o capilla, pidiendo referencias de amigos o hablando con algún sacerdote que te guíe de acuerdo a tus talentos y gustos.

  •  

  • Proponte ir a misa todos los domingos. La Eucaristía dominical es algo que debe convertirse no en rutina, sino en una necesidad semanal para llenarte de la Palabra y de Jesús en Cuerpo y Sangre. Si ya cumples con esto, entonces empieza a asistir en la semana algún día más.

  • Visita el Santísimo. Muchos tenemos la bendición de contar con el Santísimo expuesto a diario en nuestra parroquia o de poder ir a la hora santa de los jueves. Si te parece aburrido, o no te animas a ir, ponte a pensar cuántas veces Jesús ha podido darte la espalda ante un problema, sin embargo, siempre está ahí para ti.

  • Deja el miedo a la confesión. Es cierto. Que alguien más escuche nuestros pecados no suena nada alentador. Pero así podemos purificarnos y Jesús por medio de aquel sacerdote nos absuelve y deja en gracia. Deja en casa y muy lejos el miedo o la pereza y acude a buscar esa gracia de estar libre de pecados y no sólo eso, sino proponerte trabajar para no volverlos a cometer.

  • Cuida tus actitudes. Todos tenemos alguna actitud o reacción común que molesta  a los demás y que sabemos que debemos mejorar. Por orgullo, porque no aceptamos correcciones, o por el tema de que “quién me quiere, me quiere como soy”, nos rehusamos a cambiar esas actitudes que tenemos. Te invito a que dejes de pensar de esa forma, y busques mejorar como persona para que tengas un crecimiento personal y espiritual adecuado.

  • Este año voy contra corriente. Sí. Hagamos líos. Esa frase que dijo el Papa Francisco en la Jornada Mundial de la Juventud se me quedó en la cabeza desde que la escuché y a todos debería pasarle lo mismo. Seamos diferentes y hagamos eco de que la juventud de Cristo está viva y en su máxima expresión. ¿Carnavales? Ve a un Pre Cuaresmal. ¿Halloween? Celebra la fiesta de todos los santos. ¿Playa en Semana Santa? Asiste y participa con amor en las procesiones y actividades de la iglesia. ¿Shortcito blanco, pegadito a la pared y esas letras todas denigrantes? Escucha los bellos mensajes del Señor en todos los géneros habidos y por haber que te ofrece la música católica. Frases en tus redes sociales diciendo que “allá el que se pierde lo que tengo”, o “esa chica sí que es fea”. Mejor conviértete en ese usuario de Facebook o twitter que se la pasa enviando mensajes de paz y reflexión a todos. Comparte el Evangelio. Sé un ejemplo para la juventud. Que este 2015 te llenes de ese amor de Cristo para emprender nuevas metas, tantos profesionales como personales, pero todas dela mano del Señor que tanto nos ama. Espero que esta pequeña publicación te haya motivado para que veas con otros ojos este nuevo año. Apenas van unas cuántas páginas pasadas del 2015, entonces te pregunto, ¿qué grandes cambios harás hoy?

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload