Jesús tocó a mi puerta

January 14, 2015

Feliz miércoles para todos. Como un granito de mostaza trae esta semana un tema muy interesante y que me alegra redactar ya que me parece un tema que puede dirigirse a cualquier edad. Hablemos hoy del llamado. Pero no llamado de teléfono, sino un llamado que va más allá de lo que uno puede imaginarse: el llamado de Jesús.

Okei, okei, Jesús no tiene teléfono ni whatsapp. Pero Él sabe llamar mejor que cualquiera. Y te explico por qué.

¿Ya Jesús tocó tu corazón? ¿O aún estás en modo de espera? Si tu opción es la segunda, me complace anunciarte que Jesús está ansioso por llenar tu vida de amor, el punto es que debes permitírselo. Jesús es un amigo fiel, un consejero ideal, un apoyo incondicional, sin embargo, él no obliga a nadie a nada y siempre pedirá un permiso para actuar en tu vida. Sólo debes abrirle la puerta de tu corazón. Conozcamos un caso particular:

Carolina tiene 22 años. Lleva 4 años de servir en su parroquia como miembro de pastoral juvenil y le dedica gran parte de su tiempo libre a las actividades parroquiales. Jesús tocó a la puerta de Carolina cuando ella tenía apenas 18 años. En medio de ese momento cumbre de su vida juvenil, cuando los permisos acababan de empezar, cuando había adquirido la preciada cédula de la libertad nocturna y estaba en esa etapa de su vida dónde los placeres del mundo estaban al alcance diario, Carolina por cumplir con el deseo de su prima hermana de asistir a un encuentro, fue a Chitré al Encuentro Nacional de Renovación Juvenil. Allá Jesús tocó a su puerta en el momento preciso y ella con temor pero dispuesta a ver qué sucedía, abrió su corazón en medio de oración y esperanza, para poder sanarse y descubrir lo que Jesús tenía para ella. Fue allí donde Carolina sintió ese llamado de parte de Jesús y desde ese día, apenas regresó del encuentro, emprendió un caminar pastoral que conserva y mantiene activo hasta el sol de hoy.

El ejemplo de Carolina es una muestra de lo grande que es Jesús y cómo nos da esa opción, esa hermosa opción de seguir sus senderos hacia una vida llena de su Palabra y amor. Cristo nos ama a todos por igual, ya que al momento de morir en la cruz no lo hizo por un par selecto, sino por todos, por la salvación de la humanidad. Sin embargo, agradar a Dios es nuestro deber y deseo como cristianos y buscamos ser cada día mejores personas que sean ejemplo vivo de valores, amor, fe y caridad.

¿Jesús aún no te llama? ¿O es que aún no respondes?

Hagamos un leve cuestionario:

  • ¿Te han invitado a formar parte de algún grupo pastoral?

  • ¿Has negado en algún momento irte de retiro en lugar de carnavalear?

  • ¿Has sentido el deseo sin razón de ir a Misa o al Santísimo pero por pereza no asistes?

  • En encuentros, ¿has sentido ganas inmensas de llorar o sacar algo que tienes afectándote pero te aguantas por miedo al qué dirán?

  • ¿Tienes en internet acceso a buscar música católica pero no lo haces porque tus amigos sólo escuchan reggae o bachata?

  • ¿Has investigado para asistir a alguna misión o convivencia pero desistes porque tus amigos te incitan a irte mejor a la discoteca?

Si respondiste SÍ a alguna de estas preguntas, ¿adivina? Jesús te anda llamando de hace rato, pero tú no te atreves a responderle. ¿Qué esperas? El llamado no consiste solamente a vocaciones religiosas o sacerdotales, el llamado va de la mano con servir, con dejar a un lado tu vida del mundo para conocer a Cristo  y trabajar en su viña. El llamado es un regalo que Dios tiene para todos, pero que no todos aceptamos. Sé que eres joven, y que quieres sentirte libre, vivir, divertirte, liberarte, pero déjame decirte que Jesús te da todo eso y hasta más. Con Cristo sonreirás, superarás pruebas, aprenderás a vivir con plenitud su Palabra y aplicarla en tu vida. Muchos creen que seguir el camino de Jesús es vivir encerrados orando o que es una vida llena de aburrimiento. Orar es parte de nuestra vida y debemos dedicarle un gran tiempo porque es nuestro momento especial de conexión con el Señor, pero no es sólo eso. Es saber vivir en el mundo sin ser del mundo. Y es magnífico.

Joven, Jesús hoy toca la puerta de tu corazón para que tomes tus sufrimientos, dudas, problemas y se los entregues a ÉL, que quiere sanarte y que seas feliz. Alégrate, porque Dios te ama y te invito a que tomes esa decisión de dar el primer paso para conocer a Jesús, te aseguro que te enamorarás de Él y tu vida cambiará por completo.

 

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload