Yo puedo ser luz :)

February 27, 2015

¡Hola! Estamos de regreso en “Como un granito de mostaza” y la verdad es que estos últimos  meses han sido bastante enredados para mí, trabajar, estar en la Universidad y cumplir con mis labores pastorales me ha puesto el mundo medio acelerado, pero siempre es lindo tener el espacio como éste para sentarme a escribir al menos una vez a la semana sobre algo que quiera expresar.

Así que…¡aquí estamos! Y esta semana vengo con un tema que muchos se identificaran porque a todos nos cae la piedra pero muchos la esquivamos. Vamos a hablar sobre ser luz.

Si bien es cierto, no tenemos la habilidad para encender cosas, hasta allá no llegamos, pero ¿qué tal si te digo que si podemos ser luz y más en los caminos nuestros y de los demás? Suena algo extraño, ¿verdad? Sin embargo, es cierto, podemos ser luz en medio de la oscuridad.

¿Cómo?

 

Vivimos en una sociedad revuelta y lamentablemente dominada por el mundo. No existe un espacio decente para la prudencia o para las buenas acciones, ya que para dónde sea que giremos, nos encontramos algún acto o situación alarmante, sobre todo en la juventud. ¿Dónde están los jóvenes que buscan al Señor? Vemos una oleada de desenfreno, de libertinaje casi sin control mínimo y los adolescentes cada vez más huyen desesperados a las garras de la oscuridad en busca de una mejor vida, pero eso es bastante irónico. Quieren escapar de sus problemas en casa, de sus depresiones, angustias, presiones, dramas y diversos conflictos, pero en lugar de resolverlos o buscar ayuda, se auto hunden más. Y muchas veces no es porque así lo deseen sino porque la presión social es tan grande, que tristemente quiénes tienen alrededor son personas que están peor que ellos en emociones y buscan destruirlos también. ¿Sabes cuántos muchachos caen en vicios porque en su casa no hay amor? ¿O cuántos hijos empiezan a matar, robar y ser delincuentes porque sus padres los hirieron tanto que cultivaron rencor y odio en su corazón? Aquí es dónde con mucha pena pero a la vez con bases firmes digo que ¡vaya culpa que siembran los padres en todo esto! Y si nos vamos a las estadísticas médicas, es cierto. Un gran porcentaje de jóvenes en cárcel, embarazadas y con problemas a tratar de forma médica es por traumas en casa o por situaciones que han vivido de niños.

La juventud está pasando por días oscuros, y aquellos quiénes hemos tenido la dicha de crecer en un ambiente de amor y oportunidades debemos ser agradecidos y a la vez buscar ayudar a los demás. No es un tema de estereotipos o diferencias sociales, es aplicar el mandamiento principal dado por Jesús: “Aménse los unos a los otros”. ¿Y cómo logramos esto? Pues utilizando el famoso término de “Ser luz”.

Podemos ser luz al ser testimonio del amor de Cristo. Sé que todos vivimos en realidades diferentes y que no vamos a los mismos colegios o Universidad y mucho menos trabajamos en las mismas áreas. Sin embargo, todos estamos llamado a evangelizar y a ser luz dónde sea que estemos. Es difícil, porque como les dije, el mundo hoy en día recibe mil veces mejor lo que viene del mundo que lo que viene de Dios. Pero, ¿te gustaría ser quién haga la diferencia? ¿Recuerdas el pasaje de las ovejas, dónde se formaba una gran alegría porque la perdida volvía al rebaño? Así mismo debemos trabajar nosotros, como pastores que buscan traer a aquellas personas o jóvenes perdidos. Hay muchas formas de ayudar a los jóvenes para que conozcan al Señor, y todo inicia, con una mano amiga.

¿Cómo llevaremos a la luz a la juventud si no nos interesan sus problemas? Busca comunicarte con aquellas personas que sientes que están apartadas del camino del Señor y si es por algún problema que están mal, invítalos a buscar ayuda en un sacerdote, incúlcales la oración y siempre que hables con ellos, busca apoyarlos pero también evangelizarlos. Así buscarán soporte en Jesús y no en los miles de vicios u opciones instantáneas del mundo, que aunque resultan a la primera, sólo son una solución a corto plazo, ya que el problema sigue allí.

Si conoces amigos que por “X” o “Y” motivo no les interesa conocer al Señor y están sucumbidos en su mundo social errado de la sociedad dónde sólo importa el alcohol, el desenfreno y las rumbas, sé una influencia más, pero una buena. Invítalo a un retiro espiritual, a Misa, antes de señalarlo o criticar su estilo de vida, ayúdalo y preocúpate porque vuelva o inicie una vida de la mano de Cristo. Recuerda que el que persevera, alcanza; y aunque sé que será un reto, tómalo como una oportunidad para evangelizar y sacar del mundo a un ser valioso para Jesús.

Y lo más importante, no tengas miedo. Hasta nosotros mismos que estamos a medio camino en conversión nos cuesta, sin embargo, de nosotros depende traer a más personas a Jesús, y no puede haber miedo en eso. No tengas pena de hablar en tu escuela sobre Cristo, o de promocionar actividades pastorales en tu Universidad, si se la pasan promocionando discotecas y rumbas, ¿por qué tú no puedes hacer invitación a un retiro o Vía Crucis? No seas títere de la sociedad, eso es lo que el maligno quiere, que los propios soldados de Cristo tengan miedo a predicar el Evangelio y poco a poco se consuman también, o peor aún, sean hipócritas. Evangelizadores alrededor de la iglesia, pero afuera unos más del mundo.

Por ello esta semana te invito a dejar el miedo, empezar a actuar, y ser una persona que busca la luz en medio de toda la oscuridad del mundo. Si Dios conmigo, ¿quién contra mí?

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload