Quitando estereotipos

March 23, 2015

Es tiempo de una nueva entrada en el blog, y si creían que hablaríamos de algún tipo de preparación para Semana Santa, deben esperar un poco más, ya que eso viene en período de edición para las próximas semanas, en busca de tenerles todo un testimonio actualizado de cómo viví la Semana Mayor este año.

En esta ocasión, quiero comentarles un tema que surge a base de una anécdota que viví hace poco y que tiene cierto parecido a otra que comenté en una publicación pasada, sin embargo, vale que se comparta porque no es igual a la anterior.

 

 

Hace unos días fui a un evento musical ( un concierto acústico) en un hotel muy popular en Panamá dónde hay discotecas, restaurantes, bares, etc, sin embargo, fui porque quería escuchar la música y divertirme. Siempre nos dicen que debemos ser luz en el camino, y estoy completamente convencida de eso, y si hay algo de lo que estoy en desacuerdo con ciertos comentarios que he escuchado, es que el católico no puede divertirse o ser joven, como en el caso de la juventud, porque si no está metido en cosas malas. Muchos creen que la juventud católica está metida en una burbuja dónde sólo ir a retiros, formaciones y a la Eucaristía es lo único bueno. Pero no es así, al menos yo no lo veo así. Yo puedo ser luz al ir a un evento que no tiene nada malo, porque estoy convencida que hay muchos eventos buenos en que su objetivo no es crear ambientes de perdición, sino que buscan promover música, arte, cultura, sólo que las personas que asisten a ellos pueden darle el significado erróneo por sus actos. Mi punto es que yo como joven, puedo estar en los caminos del Señor pero ir si quiero y tengo un criterio formado y una madurez espiritual, a un concierto, a una discoteca a bailar salsa, a una presentación acústica, a un festival de moda, en fin, a muchos eventos que no son de por sí de la iglesia, pero que tampoco son eventos de desenfreno, porque obviamente hay actividades que sin necesidad de ir sabemos que son de mala influencia y que su objetivo es causar un libertinaje en la sociedad, pero hay muchos que no, y que tenemos todo el derecho de ir sin que se causen malos comentarios.

Este tema surge debido a que cuando me dirigía a este evento acústico, recibí comentarios de que los jóvenes de iglesia no van a eso, y yo quede como que…¿es en serio? ¿Tan estereotipados nos tienen? No quiero decir con esto que me verán en una discoteca borracha a las 2 de la mañana o en un evento de desenfreno o carnavaleando, pero sí podrás verme en algún concierto, incluso discoteca bailando salsa o escuchando música, y eso no me convertirá en una mala católica.

 

Cuando trabajas para el Señor, y estás en la iglesia, somos blanco de comentarios por muchos al ser captados en momentos que quizás no son los mejores, y eso fomenta críticas fuertes que atentan contra nuestra paz, bienestar y reputación, y si somos jóvenes católicos que de verdad siguen al Señor, no nos veremos en dichas situaciones, pero si resulta tedioso que seamos blanco de críticas por errores que cometemos como humanos, olvidando por completo la frase que dijo Jesús ante el conflicto de apedrear a María Magdalena: El que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. No te dejes influenciar de forma que marque un estereotipo por nadie, especialmente por otros jóvenes como tú, que en lugar de dar consejos, buscan hacerte sentir como más pecador o culpable, cuando todos en realidad nos encontramos bajo las mismas aguas.

Dios te ama, tanto que sabe escucharte, ser tu hombro consolador y guiarte para que tengas una vida plena junto a Él.

 

Hoy, aunque suene algo raro, te invito a ser joven. Sé un joven de Cristo que va a Misa, que se confiesa, que ora, que tiene a Cristo como centro, que es un ejemplo de amor y obediencia, te invito a enamorarte de Cristo, pero a la vez, te pido que sigas siendo joven. Que veas televisión, que vayas al cine, que bailes, que también escuches música de pop, salsa, merengue, siempre y cuando no tenga una letra que invite al desenfreno que denigre el cuerpo o la integridad, ve al centro comercial, haz fiestas, sal con tus amigos, ve a bailar ( de forma sana y decente) a algún restaurante o disco, demuéstrale al mundo que puedes estar por ahí en el mundo, sin necesidad de estar en una burbuja, pero que puedes irte de fiesta sin quedar borracho, que puedes estar en un restaurante al aire libre sin fumar, que puedes ir a la discoteca a bailar sin tomar o sin hacer bailes tentadores o exóticos, que puedes tener novio y llevar ese noviazgo de forma santa, que puedes irte de paseo con tus amigos al interior o a la playa y sólo tomar soda o jugos, demuestra que vas a conciertos, fiestas, festivales, pero que sabes comportarte y que no se te olvida a quién sigues de verdad. Sé un joven que es luz en este mundo, y quizás otros vean que al tú divertirte en su ambiente de forma sana, ellos también puedan generar ese cambio en sus vidas. ¿Te atreves a irte a una fiesta y a divertirte sin necesidad de tomar o de enredarte con muchachos(a)? Seamos atrevidos por Cristo. 

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload