María, María...¿quién fue la elegida?

May 25, 2015

Hay una Reina en el Cielo, una mujer que Dios ama y eligió para traer al mundo al Salvador. Poco se habla de María, algunos no le dan el puesto que merece, pero lo que es cierto es que sin María…Jesús no hubiese nacido y quién sabe dónde estaríamos.

 

A ella, nuestra Madre amada, le debemos la vida y la salvación, por traer al mundo al hijo de Dios. Estamos en el #MesDeMaría, y a sólo días de que finalice mayo, quiero recordarte que la devoción a María es algo que nace del corazón de todo católico por el inmenso amor que le tenemos, y porque en medio de las dudas, polémicas y cuestionamientos, nosotros sabemos que ella es nuestra Madre y Madre de Jesús, no una simple mujer, sino la elegida desde antes de ser concebida, para esta increíble tarea.

 

 

Como católicos es cierto que conocemos a María, pero no está de más preguntar…¿le damos la importancia que merece? ¿La vemos realmente como ese ejemplo de amor y entrega que acogió a Jesús y lo cuidó por tantos años?

 

Es cierto que Mayo fue instituido como el mes de María, pero por encima de eso, es una devoción y amor que debemos tenerle a ella siempre. Como jóvenes nos da pereza hacer el Rosario, o leer e informarnos de sus diferentes apariciones, mensajes y hasta enigmas que ha dejado en la humanidad para que cambiemos y reaccionemos. María siempre está hablándonos, pendiente de nuestras acciones, intercediendo por nosotros, y nosotros como hijos, somos exactamente como a veces tratamos a nuestra madre terrenal…abandonamos. No nos acordamos de ella, no le damos gracias por los favores que nos concede, la buscamos sólo en los problemas, y ante la sociedad, no le damos el valor que merece.

 

 

Hemos hablado anteriormente del Rosario, de su valor como madre y de otros aspectos que la rodean como la humildad, obediencia, caridad, paz, amor, sin embargo, esta vez es una simple invitación a amarla así como Jesús la amó. Ella es nuestra intercesora y no sólo en mayo, sino cada mes, cada día, darle gracias por todo y también pedirle, para mantener esa conexión con ella.

 

Como testimonio personal, mi nombre es en honor a Mamá María, ya que estando en el vientre de mi madre, mi mamá terrenal pasó por dificultades en el embarazo, y mi mamá y abuela se encomendaron a la Virgen para que yo naciera con salud, y gracias a Dios...así fue. Y de allí surge mi nombre que hoy en día llevó con mucha felicidad: María del Carmen.

 

 

 

Entonces, gracias María por tu Sí a la vida, por traernos al mundo a Jesús. Y como llamado, a todas aquellas mujeres que se enteran que serán madres, díganle SÍ  a la vida, al amor, a ese bebé a bordo, así como lo hizo María con Jesús, en medio de la confusión, de tal Anunciación, seamos como María, que permitió que Dios cumpliera la voluntad de Él en ella. 

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload