Leo la Biblia y me acerco al Señor

August 24, 2015

Y no es una moda pasajera. Llegó para quedarse. Hace una semana fue la Feria internacional del Libro y como buena panameña fui a ver qué encontraba, a quiénes veía y qué libros se sumaban a mi historial literario. Un éxito total la feria. Escuelas, familias, empresas, de todo, y la verdad me alegra que en Panamá se esté dando ese avance cultural en lo que se puede para promover un hábito tan bonito que ha sido olvidado en los últimos años a causa de la tecnología. Es cierto que como todos los que asisten, fui con mi buena lista de libros para comprar y a la vez aproveché para visitar los stands y de una u otra forma ver la tendencia actual. Y me encontré con algo peculiar.

 

Filas y filas en las librerías más populares para comprar la última novela de John Green o Nicolas Sparks. Otros correteando al hijo de Pablo Escobar y a Cristina (yo también fui detrás de Cristina), y otro público actualizándose en los últimos avances médicos, legales y políticos. Todo perfecto. Es cierto que cada quién tiene sus gustos muy personales y al final lo que importa es que estás leyendo. Vi colegios de todo el país llegar en grandes masas, universidades con sus grupos de jóvenes emprendedores, y vi como los stands más famosos se llenaban de par en par de personas con hambre de libros. Sin embargo, había varios stands que no tenían tanta frecuencia de gente  a pesar de que la feria estaba catastróficamente llena. ¿El motivo? Sus libros. Y puedo exponer que me llamó la atención de que los stands de librerías católicas atraían un gran número de personas y eso me alegró mucho, sin embargo, el público visitando estos stands en su mayoría eran personas adultas o familias. La juventud prácticamente brillaba por su ausencia. Y supongo que habrán pasado su buen par de muchachos, pero… ¿por qué la juventud no se interesa en leer un libro sobre vida de santo o sobre cómo fortalecer su fe, pero si se pelean y rebuscan novelas de ficción? ¿Por qué no puedes sentir el mismo interés por ambos?

Yo capté esta idea algo tarde. Cuando regresé de la feria del libro tenía en mis manos 4 libros de bestsellers #1 del New York Times y todo lo que quieras agregar, pero no me había comprado nada que me diera una ayudita para ser mejor cristiana. Y entendí algo. La juventud de hoy no le llama la atención leer sobre el Señor o sus enseñanzas. Y si no se animan a leer un breve libro de 50 páginas para tener 15 minutos con Jesús Sacramentado, mucho menos tendrán ganas de sentarse a leer y profundizar en la Biblia. ¿Te imaginas?

Sé que me hubiese encantado ver a algún muchacho de colegio o Universidad salir con una Biblia entre sus compras de la feria. Ahora, ¿por qué tanto énfasis en leer la Biblia? Muchos piensan que con escuchar la Misa o las lecturas de los domingos si vas a la Eucaristía, ya eso basta o reemplaza las Sagradas Escrituras leídas por ti mismo. Pero qué va, para eso, tendrías que ir TODOS los días a misa, sólo así podrías haber escuchado toda la Biblia. Y yo en verdad dudo que vayas a misa todos los días. Si es así, amén y mis disculpas por el comentario. Pero si no es así, presta atención a lo siguiente:

 

Sé que la Biblia en su Antiguo Testamento se puede tornar un enigma, ya que con tantos nombres, lugares, sucesos e historia, resulta complicado llevar el hilo de la conversación sin perderse. Pero…. ¿qué mejor escrito para buscar consejos, saber de historia, aprender sobre la fe, crecer como persona y fortalecer la espiritualidad que la Biblia?

Hoy te quiero invitar a que dejes ese pensamiento arcaico de que la Biblia es para mayores o que sólo es para los sacerdotes en la Misa. La Biblia es una fuente de palabras de vida eterna y como jóvenes debemos dejar a un lado esa pereza, ese rechazo y darnos cuenta la importancia que tiene la lectura de la misma en nuestra vida. Joven de Cristo, juventud católica, no pierdas esa conexión espiritual con el Señor, al contrario, únete más a Él por medio de su palabra, sus enseñanzas, su verdad.

 

 

¿No tienes una Biblia en el trabajo o la que tienes en casa es muy grande para llevarla contigo? Tranquilo, hoy en día el alcance al evangelio o lecturas diarias está de la mano con la tecnología de forma positiva. Puedes encontrar una gama de aplicaciones gratuitas dónde tendrás acceso a la Biblia de forma virtual, y si eres de los aficionados a la lectura, inicia tu recorrido espiritual leyendo el Pan de la Palabra o el Misericordia Día a Día para que vayas reflexionando las lecturas y así nutras tu interior con el mensaje diario de Jesús para tu vida. Hoy Cristo quiere que estemos conectados a Él de forma permanente y hasta nos facilita dicha conexión con tantos instrumentos y medios dependiendo de nuestro estilo de vida para que no haya excusas de que podemos sacar un buen tiempo de nuestro día para orar y leer lo que Jesús quiere para con nosotros. Entonces, que el amor a la lectura se transmita también en tu amor por crecer espiritualmente por medio de las Sagradas Escrituras. ¿Te animas?

 

 

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload