Un experimento social

December 14, 2015

Definitivamente nunca sabemos cómo está el mundo hasta que lo experimentamos por nosotros mismos. Quiero empezar por comentarles una anécdota reciente que me dejó analizando hasta dónde hemos llegado en esta sociedad. Una tarde mientras esperaba para entrar a clases en la Universidad, estaba cenando en un restaurante y mi asiento estaba en dirección a la puerta, por lo que podía ver todo lo que pasaba fuera del local. En eso, vi una pareja aproximarse a la puerta y mientras la muchacha arreglaba su maleta vi el justo momento en que algo cayó de su bolsillo y quedó tirado en la acera. Ninguno de los dos se dio cuenta, entraron al local y se aproximaron a la fila de pedidos. Yo, que acababa de terminar de comer salí del local, verifiqué que en efecto, lo que se había caído del bolsillo de la chica era dinero (bastante dinero), lo tomé y regresé al local para entregarles el monto y decirles que me había dado cuenta cuando se había caído del bolsillo, etc. Para mi sorpresa, los dos me miraron con cara  rara y de a milagro un “gracias” se escapó de sus palabras. Me retiré algo confundida, me sentía bien por haber hecho un gesto sincero y sabía que si no hacía nada mi conciencia me remordería horrible, pero también quedé anonadada no tanto por la reacción de poca gratitud sino por la expresión de asombro al ver que había hecho eso.

Ante este ejemplo, puedo llevarme de reflexión o lección lo siguiente:

  1. Esa acción que realicé no fue normal en comparación con las actitudes comunes de las personas ya que se asombro fue tanto que me sentí como si hubiese hecho algo fuera de orden

  2. Las personas están acostumbradas en esta sociedad a ignorar o tomar sin permiso, ya que este ejemplo es uno de muchos que he visto dónde he podido captar de mis propios ojos como las personas toman cosas que se encuentran por la calle y se las llevan sin preguntar por dueño.

  3. ¿Dónde está la gratitud? Hemos llegado al punto que hasta por hacer algo bueno las personas te miran raro, como si tu acción no fuese del mundo o lo que es común y popular.

 

Pude corroborar mi pensamiento sobre este tema cuando un día después de este incidente vi en Facebook un video de un experimento social hecho en otro país. En el vídeo, dos personas fingían ser ciegas y le pedían a la gente que les dijeran si el boleto de lotería que tenían era ganador (lo cual era correcto) para ver si las personas se robaban el boleto o si ayudaban a los “ciegos”. El resultado de este experimento fue alarmante. Un gran porcentaje de los involucrados robaban el boleto al percatarse de que la persona era ciega y por ende, estaba indefensa para perseguirlo. Sólo un par fueron honestos y le dijeron a los muchachos que el boleto era ganador y les ayudaban a canjear el mismo sin malas intenciones. Lamentable.

Antes me preguntaba por qué se habían hecho virales estos vídeos de experimentos sociales. Muchos los comparten, comentan y se sienten alarmados por la situación que presentan dichos vídeos, pero algo es seguro, los mismos son un vil recuadro de la realidad. Cada día la sociedad está más sumergida en mentiras, robos, malas decisiones y actitudes de egoísmo y poca lealtad. He visto vídeos como estos de robos, de secuestros, de mentiras y uno que más llamó mucho la atención fue uno de adolescentes entre 14 y 16 años que accedían por estar hablando con “joven extraño” a verse a solas, cuando en realidad se trataba de un experimento social para ver cuántas chicas eran vulnerables para secuestro. Las acciones de las personas, en especial de los jóvenes, son cada vez más tristes y preocupantes, día a día vemos a la juventud, el futuro de la sociedad, perderse en malas prácticas y decisiones que no sólo nublan su visión de ser mejores personas sino que los conducen a futuros caminos destruidos por la mala fama del mundo.

 

Es tiempo de detenernos un momento y mirar hacia dónde estamos caminando. ¿Qué queremos lograr con concientizar a las personas? Generalmente pensamos que estamos cambiando el mundo pero hace falta más acción y más intensidad para que las personas comprendan que la situación no está bien. Todos estos experimentos sociales que nos revelan el retorcido pensar de los demás y sus malas acciones por debajo de un bonito uniforme o un status social definido no son para llenar las redes sociales de publicaciones compartidas expresando un llamado de atención, es para más que eso, para difundir pero también despertar y actuar. Dejemos de quejarnos de que el mundo está mal y empecemos a buscar formas de ayudar. Únete a una ONG, un movimiento eclesial, si sientes que aún no hay nada creado para erradicar un problema específico que notas entonces da la iniciativa, funda acciones, sé creativo y específicamente aquí en Panamá, dejemos de vernos como ciudadanos perdidos o con un estilo definido por el que todos somos etiquetados. Representemos bien el país que nos acoge y al que pertenecemos, buscando ser la diferencia en un lugar dónde aparentemente a nadie le interese que el país prospere. Hoy estamos invitados a ser agentes de cambio reales, ahora te pregunto… ¿qué harás por tener un mejor Panamá?

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload