Ayer me encontré a mi ex mejor amiga

Es algo muy común que las chicas hablemos de nuestras amigas. Aún más cuando hablamos de otras chicas que alguna vez fueron nuestras amigas. Muchas veces cuando hablan de las ex amigas ponen frases de odio hacia ellas, como esas ex amigas se fueron y dejaron a la persona sola, como los cambiaron por alguien más y muchos casos diferentes. Puede que mi amistad haya pasado por algunos de estos casos pero quiero hablar de esta persona de un modo diferente.

 

Mi ex mejor amiga y yo nos conocimos desde muy temprana edad. Establecimos una amistad bonita y estuvimos en el mismo colegio por un largo tiempo. Sus padres eran como unos tíos para mí. Nos llevaban al cine, a comer, a fiestas, todo era juntas. Pero luego crecimos. Vino la adolescencia y hubo decisiones que tomar. Y nuestra amistad se acabó.

 

Debo admitir que perderla a ella fue una de las cosas más díficiles de la vida. Saber que ya no tendría con quién hablar por teléfono o con quién comer en los recreos. Me tomó tiempo en acostumbrarme a estar sola.

 

Pasaron los años y nos cambiamos de colegio. Ahí conocí a varias personas y de hecho, conocí a otra amiga. Mi nueva amistad era diferente a la anterior. Era más madura. Verán, mi nueva amiga ha hecho cosas por mí que jamás alguien haría. Hubo momentos en el que sólo quería llorar y ella venía hasta mi casa a sólo darme un abrazo y consolarme. Ir a su casa y que ella me cocinara la cena o yo llevarla a almorzar a algún lado. Había pedido una amiga así hace mucho rato. Que se riera conmigo, que me animara a seguir adelante, que fuera de paseo conmigo, que fuera como una hermana para mí.

 

No saben cuánto agradezco que ella esté en mi vida.

Pero hubo pocas veces que pensé en mi ex mejor amiga, ¿Qué habrá sido de ella?. Y luego un día hubo respuestas a mis preguntas.

Estaba tranquila haciendo unas compras. Fui a un pasillo a buscar algo y ahí la vi a ella. Me quedé en pausa unos segundos y analice más de dos veces si debía ir a saludar. Nos acercamos y dijimos “Hola”. Pregunté como estaba y qué era de su vida. Debo admitir que hubo silencios incómodos que yo sentí y allí entendí que nuestras conversaciones ya no eran lo mismo. Entendí que ni ella ni yo éramos las mismas.

Y ahí supe porque nuestra amistad terminó. Entendí que su tiempo en mi vida ya había acabado. Es doloroso aceptar y llegar a entender que alguien ya no debe estar en tu vida.

 

Pero a la vez, es necesario. Tal vez esa persona ya hizo un cambio en tu vida. Y definitivamente ella me hizo reaccionar. Entendí que yo buscaba realmente en  una amiga. Honestamente si mi amistad con ella no se hubiese terminado, jamás hubiese conocido a mi nueva amiga.

 

La verdad agradezco los planes de Dios que en un principio son difíciles de entender. Fue doloroso al principio pero ahora sonrío a los momentos graciosos que tuve con ella pero lamentablemente cada una debe ir por su camino. Aún así sé que si ella me necesita un día, yo estaré para ella. Y espero que yo también haya hecho un cambio en su vida. Oro por ella para que siga manteniéndose fuerte como siempre lo ha hecho y espero que ella cumpla sus metas y sus planes que siempre ha anhelado. Además agradezco muchos lindos recuerdos que tengo con ella.

 

Ora por tus amigos, pídele a Dios que los cuides porque ellos son como tus hermanos que siempre estarán para ti. Ten paciencia y pide sabiduría para poder algún día entender los planes que Dios tiene para ti.

Sé la princesa o el príncipe de Dios que ya eres.

Dios te Bendiga.

 

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload