A millas de distancia

August 24, 2016

 

Con mucha emoción regreso a escribirles nuevamente. Luego de un tiempo de vacaciones estaba muy emocionada por contarles un nuevo artículo hasta que mi amiga Verónica prácticamente me rogó para colocar su historia en el blog. Verán, ella está muy emocionada con la hermosa noticia de la JMJ Panamá 2019 y necesitaba expresar el problema a distancia que tiene.

 

(Por Verónica)

 

Recuerdo cuando recién hice mi promesa de castidad. Estaba muy emocionada por esta etapa de mi vida. Quería realizar muchas actividades y contar la experiencia que viví al realizar la promesa. Pensé en las redes sociales y como se puede evangelizar mediante este medio. Buscando en Facebook diferentes páginas de la castidad encontré una en particular sobre el noviazgo católico y como buscaban personas para ayudar en el apostolado. No lo pensé más de dos veces y envié mi solicitud. Ahí conocí a la persona encargada del apostolado, una muchacha muy linda de Ecuador.

 

Luego de un tiempo, los que fuimos seleccionados para trabajar nos conectamos en Skype para entender mejor el proceso y ponernos de acuerdo en quién iba a trabajar con quién y en cual red social. Conocí a muchas personas, entre esos a Antonio de El Salvador.

Antonio es buenísimo con las computadoras, por ende el está en Instagram publicando imágenes y pues a mi me tocó publicar Tweets sobre el noviazgo, la castidad y la iglesia en Twitter. Con Antonio hablaba muchas veces por Whatsapp y conocí muchas cosas de su país así como el conoció sobre mi país. Después de un tiempo me tuve que retirar del apostolado por problemas personales que tenía y de la misma forma me alejé de Antonio. En ese tiempo pasaba por muchas cosas y necesitaba un tiempo a solas para descubrir que deseaba en mi vida.

 

Pasaron los meses y llego la noticia de que la JMJ sería en Panamá en el 2019 (Gracias a Dios por tan hermosa bendición). Necesitaba expresar mi emoción y saber si Antonio vendría a Panamá. Eran alrededor de las 5:00 a.m pero aún así le escribí.

 

-ANTONIO JMJ PANAMÁ 2019!!! ANTONIO DESPIERTA!! TIENES QUE VENIR!!! JMJ PANAMÁ 2019!! DESPIERTA, DESPIERTA, DESPIERTA. (Lo sé una forma no muy linda de decir hola a las 5:00 a.m).

 

Unas dos horas más tarde me respondió el mensaje.

 

-Lo sé!! Claro que iré! Al fin podré ir a una JMJ! Por cierto, buenos días. ¿Cómo estas?

Sé que no fue la mejor forma de comenzar una conversación pero la emoción era gigante. Comenzamos a hablar y todos los planes que tenía para venir. Tanto su forma de ahorro como los tours que le daré apenas llegue a Panamá. Antonio y yo regresamos a conversar tanto como antes lo hacíamos o posiblemente más.

 

Unas semanas después tenía mis finales. Me sentía destrozada, prácticamente me estaba dando fracaso en una materia y tendría que hacer una revalida para poder salvarla. Un domingo me enviaron por correo las notas y todo iba muy mal. Tendría que sacar una nota excelentísima en mi examen final para poder pasarla.

 

Estaba llorando en una esquina sola por lo desesperada que estaba. No quería decirle a algunos de mis amigos ya que casi todos estábamos en la misma situación. No deseaba hablar más de ese tema pero irónicamente esa noche hice Skype con Antonio. Él ya sabía mi situación pero no quería comentarle lo mal que me sentía pero aún sin saberlo, entre charlas de temas diferentes supo como animarme. Aún así necesitaba rezar para tranquilizarme totalmente y sin explicarle y con miedo a que se negara le pedí rezar en tiempo real. 

-Oye, ¿Qué tal si rezamos?

-Está bien, recemos.

 

Rezamos juntos un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria. Me sentí tranquila y a la vez sorprendida. ¿Cómo alguien que esta a millas de distancia puede expresar algo a centímetros por la oración?

 

 A pesar de estar muy lejos él supo cómo apoyarme y hacerme sentir muchas veces que estaba alado mío. Repetidas veces quise darle un abrazo por todo lo que me ha ayudado pero no he encontrado la manera de agradecerlo hasta que encontré una frase: “Si la distancia te impide abrazar a quien quieres, abrázalo a través de tus oraciones”.  Y así hago cada noche, rezo por él para que Dios lo cuide siempre y para que cuando sea el tiempo perfecto, pueda conocerlo en persona algún día.

Posiblemente y si Dios así lo desea, si Antonio viene a Panamá por fin le podré pagar las 5 pizzas que le debo o lo vaya a buscar al aeropuerto. Pero de algo sí estoy segura, oraré por él tan seguido como pueda. Y no solo por él, sino por los muchachos del apostolado con quien estuve, los muchachos con quiénes realicé mi promesa de castidad y todos aquellos que he conocido por redes sociales.

 

Los invito a orar un segundo por todos nuestros seres queridos que están en otros países. De igual forma orar por el trabajo enorme que Dios nos ha puesto de evangelizar por otros medios y por supuesto, por la próxima JMJ Panamá 2019.

 

Sé la princesa o el príncipe de Dios que ya eres.

Dios te Bendiga.

Los invito a seguir  la cuenta Novios Católicos como @novioscatolicos en Twitter e Instagram y Noviazgo en Santidad en Facebook.

 

¡Antonio, ya pude escribir sobre ti!

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload