Alicia aconseja a Mariee

August 29, 2016

 

-Quiero hablar contigo en persona. Urgente.

 

-¿Qué te pasó ahora Alice?

 

-A mí nada, bueno. Siempre me pasa algo pero ese no es el tema ahorita. Es sobre ti.

 

-¿Yo? ¿Qué hice?

 

-Nada. Aún. Por eso mismo quiero hablarte.

 

Debo admitir que Alicia es un mar de intrigas y misterios que a veces prefiero dejar en calma para no desatar más de cuatro cosas, sin embargo, cuando el tema me involucra de forma tan directa, es evidente que mi necesidad de saber qué sucede se apodera de mí y en menos de 5 minutos de conversación ya habíamos agendado vernos esa misma noche en nuestro café favorito y platicar.

 

Alicia siempre ha sido como una confidente para mí. No sólo me ha confiado sus experiencias de vida para sacar una enseñanza, sino que me ha enseñado el valor de una amistad diferente, de esas que hoy en día están al borde de la extinción. Siempre había estado allí para mí y yo para ella, especialmente para atender sus llamadas al borde de un colapso emocional o para hablarme de la última turrada que le había ocurrido por estar más atenta a su corazón confundido que a su dignidad humana. En todo caso, si Alicia tenía algo que decirme, yo debía escucharla.

 

Se hicieron las 7:00 p.m en la ciudad y un clima garrafal y lluvioso cubría como un manto tenue todas las avenidas. Las personas corrían a duras penas con un paraguas que no hacía su labor, causando que una muchedumbre recién salida del trabajo se viera al encuentro de una casual empapada patrocinada por el clima y la época de Agosto. Yo, por mi parte, había sucumbido a la salvación de que el café se encontraba justo al frente del Metro, por lo que la lluvia sólo había alcanzado un poco mis zapatos Sperry recién comprados (en oferta antes de desatar una ola de egocentrismo o vanidad) y al final había optado por quitarme el abrigo y dejarlo secar en el respaldar del restaurante luego de ubicarme. Alicia llegó unos 10 minutos más tarde. Traía una copia de mi libro recién lanzado al mercado por Amazon y a la vez la última copia de uno de mis artículos para el periódico local que hablaba sobre la preparación para la JMJ. Sólo le bastó sentarse, pedir un latte y una empanada de queso y lo demás salió como del corazón oculto de una madre preocupada por el futuro de su hija en ascenso.

 

-Mariee, ¿adónde quieres llegar?

 

-Perdón, ¿qué sucede Alice?

 

-No, en serio. Me preocupas sabes. Estás con el tema del libro, vienen las giras escolares para dar seminarios, escribes en el periódico, escribes en el blog semanal, sales en el vídeo blog. Pero hay una diferencia. No lo estás haciendo por un fin comercial, lo estás haciendo para evangelizar. Debes tener mucho cuidado.

 

-Espera, ¿he hecho algo malo? ¿Te han dicho algo? Porque sí es así prefiero que dejes la intriga y me comentes sin tantos adornos.

 

-No Mariee, por Dios, ¿ves por qué todos te tildan de intensa y psycho? ¡Yo te ando advirtiendo! Yo como tu amiga y que te he visto crecer en este ámbito quiero advertirte a que no caigas en el egocentrismo ni que dejes tu humildad. Sé que todo lo que haces es para evangelizar, pero igualmente sé que se siente muy bien el hecho de que otras personas te aplaudan, te conozcan, te halaguen y te hagan sentir que eres lo máximo. Al final sé que el objetivo es acercar a las demás personas a Dios, pero que ese camino o proceso no te aleje a ti de Él por dejarte llevar por toda la atención que eso conlleva. No eres famosa, no eres una actriz o presentadora del programa nocturno de entretenimiento, eres un agente evangelizador. Y precisamente porque tu carisma y talento te permiten entrar en medios de comunicación, así mismo la lucha por mantener los pies en la Tierra y con el norte claro es más difícil. Mariee, hermana, te quiero de verdad y por eso te digo todo esto. No olvides el objetivo real de todo esto que has causado. Eres excelente en lo que haces y has sido muy valiente por elegir llevar la Palabra de forma tan pública y con riesgo a muchos comentarios negativos u ofensas. Sólo te pido que te mantengas serena y humilde. Ya hay demasiados egocéntricos a punta de la fe, porque simplemente olvidaron que eran instrumentos de comunicación, no los protagonistas del asunto. Muchas veces los que están dentro de la misma iglesia aprovechan el canal de apertura mediático para darse a conocer, ganar seguidores, creerse famosos y buscar una imagen ante de la sociedad. No seas así.

 

La plática de Alicia fue honesta .Y su tono de preocupación también. Escuché detenidamente cada parte de su discurso más o menos armado pero cuyo mensaje había caído directo adónde tenía que caer: al pequeño rincón de ego que estaba empezando a sembrarse en mí. Creo que no miento al afirmar que todos amamos que nos den atención y más si es una atención positiva y llena de cumplidos. Yo estaba empezando a amar más esa parte del camino que el hecho de orar, evangelizar y centrarme en mi labor como laica comprometida. Alicia no quiso escribir sobre esto, no quiso exponerme, sólo quiso aconsejarme. Y yo, viendo la veracidad de todo lo que decía les comparto esto para ver la otra cara de la moneda: por ser personas en la iglesia y que buscan dar un aporte a la misma no nos convertimos en inmunes a las tentaciones del mundo, es más, a veces nos atacan más fuerte que si no estuviésemos haciendo nada. Al final, todo es parte del proceso de conversión que cada quién elige realizar en su momento y en mi caso, Alicia ha despertado en mí una forma diferente de ver las cosas. Back to basics, volver a las raíces dónde lo único que importaba era dejar un granito de mostaza sembrado para que en un futuro no muy lejano se vinieran grandes cambios positivos y llenos de amor y esperanza. Gracias Alice.

 

 

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload