Alicia y su Año Nuevo de Instagram

January 4, 2016

 

Okei lo admito, Alicia me ha salvado en estas fiestas. Entre reuniones, veladas, fiestas y compromisos familiares de fin de año, casi no he tenido chance de escribir. Por suerte, Alicia parece estar en otra onda y es cuando más se ha manifestado para enviarme nuevas vivencias.

Es costumbre familiar que todos los 31 de Diciembre por la noche nos reunimos en familia y recibimos juntos el Año Nuevo. Entre todos hacemos cuota para la cena, nos vestimos formales y es nuestra forma de decir que el nuevo año que inicia será otro más para vivirlo unidos en familia. Así llevamos años celebrando. Esa noche, iba tarde a casa de mis tíos dónde sería la reunión y como generalmente la red colapsa y la datta se pone terca, empecé a enviar mensajes de “Feliz Año Nuevo” a mis amigos. Cuando le envié el mensaje a Alicia de felicitación su respuesta me pareció cómica.

  • Mariee pero qué rayos… No vas a venir a visitarme y tras eso me envías un genérico mensaje de Año Nuevo. Eres tan parecida a todos amiga.

 

  • -Vaya, como que alguien empezará el año con humores tercos. Trataré si la red lo permite, llamarte y darte la merecida felicitación de inicio de año. ¿Te parece?

 

  • Bien, pero que suene honesta y emotiva. Los silencios incómodos por teléfono los resuelvo colgando.

 

Se llegaron las 12. Todos nos felicitamos, brindamos, nos abrazamos, los que tenían pareja en la fiesta abrieron el año dándose el típico beso de las 12 en punto y los demás sólo sonreímos, asentimos y nos tomamos fotos. Los que me conocen saben que amo las fotos y más si se trata de fotos familiares. Tomé un par, las subí en Instagram y dejé el celular cargando mientras bailábamos y luego jugábamos Just Dance (así más de uno bailaba). Mientras bailaba “Maps” de Maroon 5 recordé la llamada de Alicia. ¡Me mataría la muy diplomática! Así que tomé el celular (ya tenía 75% de carga), le marqué y gracias a Dios la línea estaba bien y al rato contestó.

  • ¡Feliz Año! Alicia, mi querida escritora estrella con acento feliciano, gracias por tu amistad este año y por darme el empujón de empezar a escribir. En serio, ¡qué año más alucinante mi pluma invitada de sol de Maracaibo!

 

  • Vaya, ¿esto lo escribiste para leérmelo? Feliz Año para ti también amiga, sabes que te quiero, no era necesario todo el poema sacada de tu agenda Pascualina.

 

  • En serio que tendrás un año de humor terco Alicia. Vaya manera.

 

  • No espera, es que tengo algo que contarte, ¿tienes minutos?

 

Paréntesis. En este momento sólo podía tratarse de dos cosas para contarme. O de la nada se había conseguido un buen pretendiente (lo que cual era bastante difícil con su fregadito temperamento) o tenía algo que contarme para el blog.

  • He subido una foto a Instagram a eso de las 12:30 p.m con la típica felicitación de Año Nuevo cliché y el hashtag de día 1 de 365 y etc.

 

  • Pues felicidades Alicia, yo también he hecho lo mismo. Ojalá alguien le haya comentado por lo menos un “Feliz Año Mariee”

 

  • No, no, pero es que de eso te quiero hablar. No ha pasado ni media hora y la bendita foto ya tiene más de 100 likes.

 

Paréntesis 2. Sí, Alicia con todo y su temperamento era bastante popular. Era la presidenta del club de artes escénicas, estudiaba danza y mercadeo en la Universidad, en su tiempo libre hacía protocolo en eventos y era escritora de una de las revistas de moda más emblemáticas de la ciudad. Sin contar que a nivel religioso era sumamente activa en su parroquia.

 

  • Wao, sí que vas bien amiga. Eres toda una popular.

 

  • No entiendes. Analiza. ¿Quién carrizo está en pleno 1 de Enero a las 12:30 p.m revisando Instagram?

 

  • Ehm, ¿todo el mundo?

 

  • Exacto, qué falta de todo. ¿Acaso no deberían estar celebrando, bailando, diciéndole a sus seres queridos que los aman y compartiendo en familia o entre amigos? ¿Por qué están pegados de los celulares?

 

Allí comprendí su punto. Alicia y yo nos quedamos una media hora más hablando y me dio a comprender una reflexión muy lógica. Somos esclavos del “social media” y eso nos ha convertido en más antisociales del mundo real. Pasamos horas y horas viendo las redes sociales e ignoramos lo que el mundo nos regala, nuestra familia, amigos y experiencias significativas. No era posible que en pleno Año Nuevo, la gente estuviese más enfocada en subir fotos y ver que hacen los demás en lugar de vivir la vida real. No es que las redes sociales sean malas, pero sólo son un medio de comunicación más. A veces vemos publicaciones de fiestas, eventos y demás y dichas personas quizás han estado toda la noche sentadas viendo el celular en vez de disfrutar de las cosas. Lo mismo ocurre en los conciertos o viajes, traemos de vuelta a casa más fotos que experiencias que contar. El punto de todos esto radica en que como jóvenes vivimos llenos de este ámbito digital que nos ayuda pero a la vez como buena arma de doble filo nos corrompe a desconectarnos de lo real para vivir en una búsqueda de “likes”, seguidores y fotos que se vean lo suficientemente especiales o “pro” para compartir. Un tema de ego, de generar envidia, narcicismo o demostrar algo que en realidad no está pasando, es algo que debemos controlar para salir de la realidad virtual y ver con ojos propios la que tenemos de frente. A veces miles de fotos en tus redes son sinónimo de que en realidad no tienes nada mejor que hacer que recopilar experiencias falsas, cosas que no disfrutaste y situaciones que dejaste pasar por estar pendiente al celular. Recolectar momentos por fotos o vídeos no es malo, siempre cuando hayas vivido de verdad lo que recopilaste.

Alicia colgó el teléfono y de seguida revisé el celular. La foto que había subido hace casi una hora ya tenía 75 “likes”. Sí, no soy tan popular como Alicia, pero tenía razón en lo que decía. Me dispuse a no ver el celular por el resto de la madrugada. Conversé con mis tíos que casi no veo, bailé, salté, me tomé fotos mas no las publiqué hasta el día siguiente, después de haber disfrutado a mil un inicio de año. ¿Cuántas fotos viste en este año nuevo?

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload