No estás solo

October 31, 2016

Sinceramente debo empezar este artículo agradeciendo a las personas que se toman el tiempo de leer y escribirme para darme ánimos y motivarme a seguir en este reto que trae sus puñetes y patadas de escribir lo que siento, lo que pienso y buscar llevar un mensaje de evangelización detrás de cada momento insípido de desahogo literario.

 

Bien. Creo que no es un secreto que así como los cantantes y compositores se basan en experiencias personales para obtener fabulosas letras de canciones, los blogueros y escritores nos regimos bajo el mismo patrón para darle vida a nuevos artículos. Ya sea de situaciones felices o de algunas no tan dichosas, las vivencias personales son a veces tan necesarias de compartir de forma artística porque nunca sabemos quién allá afuera puede estar pasando por lo mismo. Y más que un artículo sobre un punto en especial, estas letras que hoy les comparto son para hacerles saber que no están solos. A medida que he involucrado aspectos personales de mi vida en mis escritos he podido notar una percepción diferente de los demás. Al principio, creí que a nadie le interesaría leer un artículo donde comento mis miedos o dolores emocionales, sin embargo pude notar una respuesta totalmente distinta a la esperada y eso me hizo dejar de lado los comentarios negativos o de burla para continuar de forma decidida este proyecto que hago con mucha pasión porque es lo que me gusta hacer.

 

Tocando ciertos temas personales y dejando un poco expuesto mi sentir a ciertas situaciones que estuve afrontando me di cuenta que no era la única sintiéndose así. Con un par de artículos dónde me expresaba de forma más directa recibí mensajes en mi Whatsapp de amigos diciéndome que el artículo había tocado alguna realidad que estaban afrontando y que se sentían mejor por los consejos o ánimos que les había transmitido. Y yo quedé como que ¡wao! Entonces todo esto no se trata de un sentir que afronto yo y ya, sino que hay muchas personas que uno conoce o no conoce pero que están pasándola mal y no tenemos idea alguna. Algunos porque son muy reservados, otros porque no utilizan redes sociales y la mayoría porque viven con dicho dolor de forma silenciosa. Sea cual sea el motivo me sentí muy feliz de saber que mis experiencias y consejos podían llegar de forma positiva a algunos que necesitan una  mano amiga en situaciones complicadas.

 

Así como recibí mensajes positivos, tuve mi par de patadas tiradas también. Y creo que es parte de llevar un proyecto como este. Cuando leo a otros escritores plasmar sus emociones en papel o por algún blog siento que están siendo transparentes no para ganar fama o causar lástima, sino para hacer sentir a aquellos que no se atreven a expresarse que no están solos, que hay mucho dolor en el mundo de distintas índoles y a la vez, resulta ser una forma genial de desahogarse.

 

Yo lo hago y me parece una terapia increíble. Contarle a  desconocidos (porque no sé quiénes me leen) sobre lo que me pasa y tratar de sacarle una enseñanza entre líneas resulta un trabajo a veces tedioso que pausa por días un escrito o suele fluir como un “shot” de inspiración y convertirse en algo que algunos aprecien y otros detesten. Sea cual sea la posición de cómo lo vea cada quién, creo que todos tenemos formas distintas para canalizar nuestro sentir y lo que deseamos proponer para que las cosas estén mejor. Quizás la mayoría se quede en silencio o sólo lo hable de forma directa con sus amistades, pero otros buscan el arte para plasmarse y logran hacerlo sin aturdir a los involucrados y con un poco de suerte ayudar a quiénes pasan por algo similar. Algunos bailarán hasta más no poder y quedar rendidos en el suelo de madera, otros crearán pinturas abstractas que entre pinceladas y color esconden la pérdida de un ser querido o un amor no correspondido, otros compondrán magistrales temas de desamor que todos corearemos en un concierto dentro de un par de años y otros como yo, transformaremos las lágrimas, la incertidumbre y las ganas de seguir adelante en un par de líneas con un verso que busca cautivar a lectores con hambre de algo diferente. Y sea cual sea tu terapia para canalizar tus miedos y dolores, hazla sin temor, porque recuerda que en esta vida ni siquiera Jesús pudo agradar a todos. Y los que no lo querían hicieron todo hasta llegar a condenarlo y matarlo.

No esperes compasión ante tu pensamiento si a alguien no le agrada, más bien aférrate a la oración y rodéate de personas que te motiven, que te inspiren y que incluso en los momentos difíciles tengan una buena dosis de amor para compartirte y ayudarte a levantarte. Todos somos protagonistas de una historia y eso nos da la potestad de decidir a quiénes queremos en nuestra saga y a quiénes no.

 

Entonces, por tu paz mental, por tu salud y por ver más sonrisas en tu rostro al mirarte en el espejo cada mañana, vive tu vida feliz junto a personas que quieran compartir tu felicidad por más extraña que sea. Y no dejes de ser tú mismo, tus ideales, tus pensamientos y lo que defiendes serán los puntos clave para encontrar en este loco camino de la vida a personas que aprecien esa forma en que ves la vida. Ánimos, porque vinimos al mundo a cambiarlo con acciones positivas, mantengámonos alegres y confiados en que si vivimos felices podremos hacer feliz a los demás. ¡Dios te bendiga!

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload