En busca de la felicidad

March 15, 2017

 

Muchas veces ha pasado por nuestra mente. 

 

¿Qué es la felicidad? ¿Estoy verdaderamente feliz?  ¿Qué se siente estar feliz? O en casos más extraños y drásticos te habrás preguntado  ¿con qué se come eso?

 

Pues  estar feliz  es más bien, desde el punto de vista de lo que hoy la juventud  quiere sentir y quiere ver  como felicidad, es estar al lado de quien te hace sentir bien, hacer eso que te hace sentir bien, compartir con personas que te hacen sentir  bien, tener en la mano esas cosas materiales  que te hacen sentir bien y más que todo realizar las actividades que más te gustan y por ende te hacen sentir bien. 

 

Quizás estar al lado de personas que te ayudarán a  sentir bien  te puede hacer llegar a pensar y a sentir que ya has encontrado esa verdadera felicidad. Pues  hay que pensar y estar seguros que muchas veces no es así. Como jóvenes cristianos debemos  saber que día a día estamos en busca  de algo, en busca de esa vocación  a la que la iglesia te invita, eso que debes  estar seguro que sin felicidad no podrás encontrar.  Porque ¡adivina! Y es la respuesta que un gran sacerdote un día me hizo reflexionar, ¡tú verdadera vocación es la felicidad!

 ¿Por qué  mi verdadera vocación será encontrar la felicidad?

Tan sencillo como ponernos a pensar lo siguiente: Dios nos creó para ser felices, para cumplir esa misión  a la cual desde nuestro nacimiento se nos  ha   dado, esa misión que día a día  seguimos buscando y que la felicidad  forma parte de esa gran misión.  Y entonces ¿qué  significa?, ¿qué se siente? y ¿con qué  se come eso?

 

Es tan simple como decir un día con rodillas dobladas: “Señor, aquí estoy nuevamente reportándome, porque debemos saber que desde que  conocemos a Jesús, podemos  comprender o encaminarnos a encontrar esa verdadera vocación, a encontrar  ese sentido de vivir, a ser serviciales y actuar como Jesús, a ser honestos y honrados  y causar sensación  así como Jesús,  a ser amorosos y creativos, a ser respetuosos, a ser buenos amigos, a ser buenos ciudadanos. Porque una persona  feliz tiene a Jesús en su corazón y  todos  los días de su vida  puede decir como María: “Aquí estoy para hacer tu voluntad”.

 

 Es así como día a día descubrimos el verdadero sentido de la felicidad en nuestros hermanos, en nuestros familiares, en el simple hecho de ver los árboles moverse y respirar el aire, el simple hecho de  comer y percibir las cosas  que día a día podemos  ver, nos hacer descubrir que Dios me ha creado para ser feliz y la felicidad la tengo día a día a mi alrededor.

Y desde entonces podremos comprender esa sencilla palabra denominada ¡felicidad!

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload