La parábola de la camándula en el árbol

April 3, 2017

 

Pasó en una parroquia que amo con todo mi corazón una situación bastante peculiar. Eran cerca de las 2 de la tarde del domingo y habíamos tenido un fin de semana ajetreado. La visita de la imagen peregrina de la Virgen de Fátima se había convertido en un acontecimiento que involucraba a toda la comunidad parroquial. Habíamos organizado la Eucaristía, vigilia, cantos, presentaciones y demás detalles como un corazón gigante donde colocar rosas y la presentación “bonus” de una iniciativa relacionada a la JMJ. ¿Qué más podíamos hacer para que esta visita de la imagen peregrina fuese épica? ¡Claro! Una camándula gigante con globos y helio.

 

Todos sabemos que la Virgen María es sinónimo del Santo Rosario y como era de esperarse, concluiríamos el gran evento de dos días con el rezo del mismo y para rematar todo con broche de oro lanzaríamos por loa aires una enorme camándula que se había llevado buena cantidad de horas por quienes lo confeccionaron para que los globos no se explotaran y lo más importante, para que al lanzarlo volara. Queríamos que se elevara por los aires y quedara grabado como esos momentos mágicos dignos de compartir en redes sociales.

¿Cuál era nuestro temor? Obvio, que no subiera. Que hiciéramos todo el preámbulo con los chicos de catequesis de confirmación listos para lanzarlo y las cámaras encima y que al soltarlo tocara fondo. ¡Qué miedo! Literalmente minutos antes de la gran hazaña muchos estábamos nerviosos, bromeábamos para mantenernos tranquilos y hasta orábamos porque la bendita camándula gigante emprendiera vuelo. La agenda de actividades fue dándose y el tiempo acercaba el gran momento de la verdad: o vuela o no. Cuando estábamos en el último misterio del Rosario los chicos de confirmación junto a algunos de pastoral juvenil nos colocamos en la calle para soltar los globos que juntos hacían la hermosa camándula de diversos colores. Dichos globos estaban literal hartos de helio y representaban dinero y horas de trabajo, por ende, todo debía salir bien.

 

¿Qué fue lo que pasó? El quinto misterio finalizó, rezamos la Salve y justo al soltarlo, ¡voló! Sí, emprendió su rumbo y se elevó en dirección al cielo…hasta que un enorme árbol que ilustra nuestra parroquia lo abrazó entre sus ramas. Y allí se quedó. El grito de júbilo que iniciamos duró un par de segundos antes que el complejo de globos se atascara en el gigante árbol. ¡Vaya manera!

 

Todos quedamos mudos, algunos se rieron y yo en lo personal empecé a aplaudir. Uno de los chicos había empezado a aplaudir y gritar feliz y al final todos comprendimos que logramos lo que queríamos por partida doble. La camándula gigante sí voló, sí se alzó, sí funcionó. Y yéndonos un poco más al análisis de qué significa que se haya quedado atrapada en el árbol creo que fue una señal divina. ¿Por qué? Porque siento que si esa camándula se hubiese ido lejos de nuestra vista hasta desaparecer en las nubes todo quedaría como un acto chévere y creativo pero todos lo olvidaríamos con el tiempo. Sin embargo, ver durante varias horas esos globos en el árbol de nuestra parroquia nos recordó que a veces hacemos muchas cosas para llevar un mensaje lindo a los demás, olvidándonos de que ese mensaje debe calar en nosotros mismos primero. Y para ser honestos, siento que nuestros grupos juveniles necesitan de más Rosarios y oración. Y no sé ustedes, pero ver esos globos allí cada vez que voy al Templo (que es varias veces por semana) y no pensar en el Rosario es imposible. Solamente ese día que lo vimos atascado entre las ramas pude recordar el hecho de que debo orar más y dedicarme a hacer el Rosario de forma diaria. Entonces, a final de cuentas, todo lo que pasó fue en realidad algo magistral y diferente para hacernos despertar de que nada es posible sin la oración. Hacer una camándula gigante en representación de la hermosa oración del Rosario es genial, pero más genial es que gracias a ese episodio tan épico muchos comprendimos esa tarde que debemos intensificar nuestra espiritualidad. Por eso, cada vez que te acuerdes de esta vivencia tan divertida, reza el Rosario.

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload