¿Pareja? Permite que Dios haga su voluntad

April 6, 2017

 

Orando de vez en cuando, le pedía a Dios la oportunidad de tener un novio…absurdo, ¿verdad?

 

Estaba algo desesperada (no mentira, sólo bromeaba), pues veía a mis compañeras tener un novio y quería tener aquella experiencia tan linda. El tiempo iba pasando y no llegaba aquel joven por quien oraba. Estando en mi último año de la secundaria, se me olvidó por completo la idea de orar por aquel novio.

 

Años después me concentré en seguir al servicio del Señor en mi parroquia. Un día de agosto llegó a mi comunidad un joven, el cual conocí un día de formación. Una mirada incómoda fue la primera comunicación.

 

Un domingo después de misa, al llegar a mi casa recordé que no sabía nada de aquel joven, por intuición le escribí, era como una curiosidad por saber de él. Solo lo veía como un amigo, nada más. Meses después veía algunas miradas muy extrañas hacia a mí, detalles como un chocolate, invitación a comer helado y preguntas como: ¿tienes novio?…pero aún era cero el interés por aquel joven.

 

Luego de muchas conversaciones por Whatsapp y personalmente fui descubriendo los sentimientos que tenía hacia él, sin embargo, trataba de no prestarle atención a eso. Un día del retiro pre-cuaresmal de ese año, él tuvo un pequeño accidente en el día deportivo, recuerdo que pasó en un auto, con cara de sufrimiento; mi corazón empezó a latir rápidamente, deseaba llorar. No sabía qué hacer con aquellos sentimientos y me dirigí hacia el Santísimo, recuerdo que empecé a llorar sin saber por qué, miraba al santísimo y le preguntaba: ¿cuáles son estos sentimientos si solo es un amigo? ¿Por qué me duele tanto verlo así? Obviamente nos  entristecemos cuando a un amigo le pasa algo, pero estos sentimientos era diferentes. Estuve varios minutos en silencio orando para que aquel joven estuviese bien.

 

Entendí luego de varios días que mis sentimientos eran distintos hacia él. El tiempo de Dios es perfecto, pues oraba por una persona especial en mi vida y no llegó cuando yo lo pedí, pues el Señor sabe cuándo es el momento; solo dejemos que Dios actué en nosotros.

Perece algo absurdo orar por alguien que no conoces, algunas veces hay que dejar que Dios guíe nuestros caminos, buscar alguien que Dios no quiere para nosotros puede ser dañino. Sé libre y espera a ese príncipe o princesa que nuestro Padre nos enviara. Puede ser que este cerca de ti y no te das cuenta, confía en Dios.

 

 

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload