#ReflexiónDelEvangelio: Si tu hermano te escucha lo habrás salvado

September 11, 2017

Este domingo el Señor nos habla de una manera bastante peculiar y nos hace recordar algo que desde hace un tiempo conocemos pero que el  señor nos invita a recordar bajo su Palabra.

 

Es el punto de la corrección, Él nos invita hoy a hacer esa verdadera corrección con nuestro hermano que de alguna manera ha ofendido, quizás muchas veces nosotros también hemos ofendido  y es cuestión de que nuestro verdadero hermano nos recuerde a manera de Jesús, ¿cómo evitar ofender a la hora de corregir? Para así construir juntos y llevar juntos el mensaje de amor y fraternidad a la cual Él nos invita. Porque decimos mucho: nadie da lo que no tiene, sin embargo, el perdón y aceptar haber ofendido es parte primordial en este gran caminar que nos invita Jesús.

 

De otra  forma el Señor nos recuerda hoy  y mucho más hoy, quizás un día bastante lluvioso, pero a la vez rodeado del calor del hermano que semana a semana espera ver llegar el domingo para compartir como comunidad. Y aunque nos sentimos felices de encontrarnos con los hermanos, nos alegramos más por ese encuentro con Jesús.

Es así como inicia ese domingo, al levantarte algo temprano o quizás  no, pero que al final llegas a ese encuentro con el hermano, rodeado ante Jesús y  allí donde recordamos esa frase peculiar que desde nuestro caminar hemos conocido, hemos experimentado, nos lo han recordado, se nos ha olvidado, la hacemos por inercia, pero que al final la hacemos y ese momento donde Jesús llega un domingo como hoy a recordarnos esa frase importante en nuestra vida: “Porque donde hay  dos o tres  reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”.

 

Cuántas veces hemos experimentado esta gran frase y hemos descubierto que al reunirnos en comunidad como hermanos las cosas que pedimos al Señor se nos hacen más fáciles, muchas veces de comprender y otras  que se realicen y hemos descubierto ese encuentro máximo de reunión en nombre de Jesús que es la Santa Misa, es allí donde descubrimos y como me decía alguien en la semana,  recargamos baterías para el encuentro cotidiano. Porque sí, la Misa debe ser un encuentro con Jesucristo para recargar baterías para las labores cotidianas que nos esperan en la semana  y quizás pasará que al llegar el jueves esas baterías ya vayan perdiendo su poder pero cada uno con su fuerza de voluntad se prepara para un nuevo domingo recargarlas e ir al encuentro con el hermano y con Jesucristo, ese momento que se hace más que agradable. El ser miembro de esta iglesia y tener a Jesucristo como cabeza te permite experimentar.

 

Porque esta es una gran noticia que merece ser compartida.

 

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload