Abrazos vemos, conversaciones no sabemos...

November 22, 2017

 

(Dedicado a quiénes inventan historias mejores que las películas nominadas a los Oscars...)

 

  • Necesito que hablemos hoy en la parada cercana a mi casa, es urgente.

  • ¿Estás bien?

  • No, la verdad no. Víctor me ha dejado, creo que ahora sí es definitivo. Necesito desahogarme y sé que si le cuento a Amanda en vez de ayudarme me hará sentir peor.

  • Dale, tranquila. Iba a salir con Marcia al cine pero sus padres se la llevaron a cenar, así que podemos hablar con calma. Te espero en la tarde allá.

 

Julián y Kristina son amigos desde hace poco, se conocieron en un encuentro juvenil y de la noche a la mañana su amistad tomó mucha fortaleza. No hablan a diario ni se ven con frecuencia, pero cuando comparten están alegres y siempre sacan temas para platicar. Pero eso sólo lo saben Julián y Kristina. Esa tarde, como lo habían acordado, ambos llegaron a la parada y como tenían tiempo de sobra, se quedaron unas dos horas conversando. Era domingo por la tarde, por lo que las calles estaban vacías y pocas personas se paseaban por el área. De las dos horas de conversación, Kristina pudo contarle todo lo que Víctor le había dicho, como la había burlado en cuanto a sus sentimientos y lo miserable que se sentía por confiar en él. Julián solo la escuchaba detenidamente, siempre sereno y tratando de darle el mejor consejo. Pero la sensibilidad de Kristina tocó fondo cuando le contó que Víctor había publicado estados hirientes y muy directos sobre ella, fue allí donde ella rompió en llanto y Julián, conmovido con verla tan vulnerable no dudó en abrazarla. Fue un abrazo largo, de esos que reconfortan en situaciones difíciles, fue un abrazo de cariño para tratar de subsanar un poco tan dramático estado. Mientras Kristina lloraba desconsoladamente porque muy dentro de sí aún quería a Víctor, Sara, conocida de ambos, se paseaba cerca de la parada porque iba de camino a la casa de su prima Isabel. Al voltear la mirada para cruzar la calle pudo distinguir a los dos chicos en la parada. ¿Qué vio Sara? Vio a Kristina y Julián compartiendo un momento romántico mientras sus cuerpos se entrelazaban en un profundo abrazo, eso más el hecho de que Julián acariciaba suavemente la espalda de Kristina mientras ella inclinaba su cabeza en el hombro del chico. No pasaron ni 30 segundos en lo que Sara se grabó aquella pintura en su mente y a pasos acelerados llegó donde Isabel.

Mientras tanto, en la parada, Kristina susurraba entre lágrimas lo mucho que quería a Víctor y no podía entender cómo haría ahora para olvidarlo. Julián le decía que la comprendía, porque hace un año había pasado algo similar con Marcia, pero su gran amor había superado esa prueba y hoy en día seguían juntos pese a que no se veían con tanta frecuencia.

Hagamos un vs ahora, ¿qué vio Sara vs que estaba pasando? Sara vio una nueva pareja en potencia que estaba en pleno momento romántico mientras que en la realidad tenemos a dos amigos que se apoyan mutuamente por situaciones complicadas, en terreno amoroso, pero con otros protagonistas.

¿Qué pasó al día siguiente? Cuando Kristina llegó a la Universidad se encontró con fuertes rumores que sonaban sobre su supuesto noviazgo con Julián y de cómo había sido capaz de bajarle el novio a su amiga Marcia que conocía desde primaria. Sí, Sara se había encargado de pasar el rumor según lo que había visto por todos lados, ahora, Kristina no solo estaba triste por su ruptura con Víctor, sino que tendría que lidiar con nuevas acusaciones de quita novios y hasta de atrevida por no esperar ni siquiera un mes de su ruptura para engancharse con otro. Kristina corrió a buscar a Julián y este se encontraba en el aula de instrumentos afinando su violín.

  • ¿Te enteraste? Ahora resulta que somos novios y que quemaste a Marcia conmigo, porque hasta dicen que después de la parada fuimos a tu casa.

  • Espera, ¿qué? Pero si yo no he oído nada

  • Al parecer a ti te tienen temor, porque a mí me han tirado todas las acusaciones. Julián, vamos a tener que alejarnos, pensarán cualquier cosa. ¿Qué dirá Marcia?

  • Pero si Marcia sabe que somos solamente amigos, Kris, no dejes que los comentarios de otros afecten. Quizás en parte eso es lo que quieren, que matemos la amistad por dejarnos alimentar por sus comentarios.

 

Kristina y Julián no dejaron de hablarse. Al contrario, su amistad se fortaleció gracias a este episodio, donde fueron testigos de cuánto puede tratarse de ver afectada la imagen de alguien por regar comentarios que ni siquiera tienen fuentes de validez. Día a día vemos en distintos ambientes donde compartimos que los rumores están a la orden del día, es como si las personas estuviesen en constante vigilancia de tus actos para ver que nueva historia inventan, sin medir que muchos de estos rumores pueden afectar la reputación o imagen de la persona al llegar a oídos de personas más adultas o que tiene cargos que afectan a los implicados. ¿Mi consejo? No riegues información, mucho menos si todo se basa en lo que ves. Como decía la película de “Los ilusionistas”: no todo es lo que parece. Las conversaciones larga son siempre son para tratar de levantarse a alguien, los abrazos no siempre significan algo amoroso o romántico y las miradas y sonrisas pueden tener una pizca de empatía ante situaciones difíciles, no siempre significan que estás teniendo un levante en potencia o estás buscando llegar a tercera base con alguien. El poder de lo que nuestra creatividad puede inventar es fuerte y mucho más si los que riegan rumores son personas que les gusta tener un porcentaje mediático alto ante la sociedad o un grupo de personas. Por eso, midamos nuestros comentarios. No sabemos que tanto podemos afectar a personas con simples invenciones que no dan lugar.

 

¿Por qué hablo de esto? Porque es un mal que persigue a muchos y sé lo que siente ser blanco de comentarios o acusaciones fuertes que no tienen ni una pizca de verdad. Me afecta a mí, pero a ti solo te llena de alegría ver como la imagen de alguien se ve opacada por rumores intensos que nacieron de una mente que le gusta inventar a costa de lo que sus ojos ven, pero no con claridad. La temática es simple: no hablemos de los demás, lo que es cierto siempre sale a luz, mientras que lo falso se mantiene encerrado en un cajón donde a pesar de los rumores, nada concreto ocurre para que lo dicho tome veracidad.

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload