¿Qué onda con la competencia entre grupos juveniles?

March 13, 2018

 

“Mi pastoral tiene mayor espiritualidad”, “mi grupo tiene más miembros activos”, “nosotros siempre ayudamos en las actividades de la Iglesia”, etc. ¿Te suena?

 

La verdad es que aunque queramos hacernos los inocentes muchos caemos en la competencia entre pastorales por ver literalmente quién actúa más o quién es más activo dentro de la Iglesia. Y esto se ve más a menudo entre pastoral juvenil o grupos de jóvenes a nivel interno o externo.

 

Me imagino que todos están enterados que la onda de la Jornada Mundial de la Juventud ha activado a muchas parroquias a crear campañas, propuestas de sensibilización y grupos para promover este evento que será en el 2019. A nivel externo podemos verlo cuando hay choques entre parroquias sólo porque algunas actúan de forma más activa con el objetivo de evangelizar y hacer líos, situación que nos compete hacer con urgencia por todo lo que está ocurriendo en el país y la sociedad en sí. Es allí cuando veamos jóvenes de parroquias criticando o hablando de proyectos de otras parroquias o buscando “competir” con el contenido o actividades de otras por las razones equivocadas.

Y nivel interno es peor en ocasiones. Se supone que la casa de Dios acoge a los hombres y mujeres pecadores y pecadoras para que convivan y creen lazos de fraternidad. Pero en las pastorales juveniles que están subdivididas parece ser un llamado a todo lo contrario. A veces olvidamos el término “comunidad” y nos adentramos en un mundo mental donde queremos que nuestro grupo sea el mejor. El que sobresale, el que más jóvenes activos tiene, el que está en todas. Pero, ¿qué ganamos con esto?

 

Probablemente nos identifiquen como los más trabajadores o nos den elogios, pero ¿no sería más bonito que las personas identificaran el trabajo en conjunto en lugar de sobresalir un grupo específico? Sí, cada quien tiene sus labores específicas y algunas comunidades tienden a tener más trabajo que otras, pero son las actitudes a veces de las mismas comunidades las que no permiten esta convivencia ideal para trabajar en grupo y lograr un equilibrio.

Al punto que quiero llegar es que ya es tiempo que aquellas parroquias que tienen este tema de las competencias indirectas entre grupos se den el “ALTO” y comprendan que Cristo no nos llamó a su casa a servir mientras defendemos el título de “discípulo mayor”, es más, Él nos enseña a diario a ser servidores y hacernos pequeños. Entonces, es tiempo de dejar las diferencias y las ganas de sobresalir para conformar pastorales juveniles solidificadas en amor, hermandad y ganas de ayudarse mutuamente. Se trata de tomar los carismas de cada grupo y complementarlos, no buscar opacarse unos a otros o crear islas (las cuales abundan a veces en las parroquias por la soberbia y las pocas ganas de sociabilizar con los hermanos).

Entonces este es un auto mensaje (porque soy coordinadora de un grupo con otros hermanos y mis propios errores me hacen escribir estas cosas) y mensaje para todos los coordinadores de grupos juveniles para que por ellos se empiece esta revolución y ejemplo de por fin hacer las cosas bien. Vamos a promover la unión entre pastorales y el apoyo mutuo. Si tu grupo tiene una fortaleza marcada ofrece tu talento o guía para aquel grupo que aún está creciendo. A la hora de actividades, trabajen juntos, mayores resultados obtendrán (y mayor fondo monetario tendrán también). Y cuando todo sea como debe ser, verán que se estaban perdiendo de una convivencia tan linda entre hermanos sólo por pertenecer a grupos distintos.

 

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload