"Love Yourself: el día que comprendí que debía amarme a mí primero"

May 21, 2018

"Está bien parar
No hay necesidad de correr sin siquiera saber la razón
Está bien a veces no tener un sueño
Si tienes momentos en los que sientes felicidad por un rato”
BTS…Paradise

 

 

No es ningún secreto que últimamente estoy un poco más traumada de lo que debería con un grupo coreano que se llama "BTS”, por eso, hoy voy a hacer una reflexión muy personal, pero no sobre ellos, sino sobre lo que su nuevo álbum ha impacto en mi sentir y me ha dado una bofetada para comprender una verdad que quise enmascarar por mucho tiempo.

 

La letra al inicio de este escrito es de uno de mis temas preferidos de su nuevo álbum, se llama "Paradise” y es un tema que nos invita a no ser tan duros con nosotros mismos a la hora de proponernos sueños, sueños que muchas veces ni siquiera queremos pero que nos obliga la presión del mundo a tomar y cumplirlos como si representara alguna felicidad plena. Y por eso quiero hablar de algo que extrañamente capté muy tarde a mi concepto pero que une las piezas de un rompecabezas que tenía meses sin resolver por mi propia culpa.

 

Y quizás nunca he hablado de esto en público y este escrito sea lo más cercano a una confesión transparente que puedan ser testigos, pero a mi me basta saber que puse en letras mis emociones y que quizás un par de personas ahora pueden ver a través de mis ojos más allá lo que he llegado a sentir luego de leer esto.

Tengo muchos complejos…tanto que la palabra “muchos” se queda corta. Y aunque estoy a un nivel decente bastante conforme y orgullosa de mí misma, en general hay muchas cosas de mí que no tolero y que busco insaciablemente mejorar, sólo que durante los años ha habido intentos fallidos y la fórmula de cambiar sigue aún en esa búsqueda interna. Y es complicado porque conozco chicos y chicas que aprecio mucho que me hacen sentir más valiosa o más importante de lo que yo misma me siento, al punto de que me cuentan sus problemas en busca de consejo y yo sé que decirles pero a la vez me siento indiferente y hasta culpable de ser la voz de respuestas ante un mar de problemas que yo también tengo y no le consulto a nadie por ayuda…eso y quizás siento que nadie sería capaz de comprenderme. Y quizás alguno se pregunte, ¿de qué puedes estar acomplejada?

 

Escuchando (y traduciendo) las letras de BTS me di cuenta que en este álbum escriben y cantan sobre lo que estoy pasando actualmente: hace falta amor propio. Y a mí me hace falta mucho amor a mí misma. No estoy feliz con mi cuerpo, me siento acomplejada porque quisiera estar bailando aún a nivel profesional y no lo hago, me interrogo a diario el por qué no hago clic con alguien en particular o porque las cosas a nivel emocional no funcionan y tengo el temor permanente de no ser lo suficientemente interesante, divertida o chévere para mantener un círculo social de amigos que me quiera invitar a fiestas, idas al cine o simplemente que me busque para hablar (por más estúpido que haya sonado eso). Y en eso ando, en una lucha constante por ser aceptada, eso sin percatarme que no podría jamás tener los resultados que quiero porque en este punto de mi vida ni siquiera me acepto completamente a mí misma.

 

Y suena dramático hasta para mí ahora que lo escribo, pero… ¿por qué decir mentiras? Si tal cual así me siento. Y detrás de las fotos en redes sociales, el maquillaje de domingo y las sonrisas, de vez en cuando se asoma una chica temerosa, que busca los mínimos detalles porque no se acepta al 100% tal y como es y utiliza muchos elementos para ocultar la naturalidad de su esencia.

 

Y ahora que echo para atrás y veo mis cuestionamientos ante Dios que suelo hacer entre diálogos internos ante de dormir o mientras veo una fila de autos haciendo sonar sus bocinas en señales de desesperación por el tranque, me doy cuenta de que todo este tiempo he estado pidiendo cosas que si las tuviese no sabría como sobrellevarlas. No puedo pedir amor de otra persona sino tengo amor propio, no puedo pedir aceptación y que los demás me busquen si yo misma me siento rechazada por mi propio alter ego…y no puedo pedir sentirme cómoda si yo misma soy la primera cómplice de no hacer nada por cambiar aquellas cosas que sé que debo mejorar.

Me he propuesto metas para atacar esas situaciones que yo misma he propiciado y estoy tomando nuevamente ese camino largo y estrecho que puedo titular “sentirte bien contigo misma” y aunque suena muy loco y hasta tonto que una canción haya despertado tantos sentimientos, es como la misma dice a veces: "Tomamos los sueños prestados de otros (como una deuda). Aprendemos que tenemos que ser fantásticos (como una luz)”, pero muchas veces no queremos nada de eso y sólo lo hacemos por llenar un requisito que la sociedad nos ha impuesto.

Quizás este escrito no te importe porque al final, nada de esto es tu problema, pero a mí me parece un catalizador y un método de expresión tan eficiente porque el simple hecho de escribir esto es un primer paso a reconocer que quiero dejar a la Mariee de atrás que le teme a todo y le cuesta expresarlo por miedo al qué dirán, para empezar a hacer las cosas que la hacen feliz y la harán amarse a sí misma como Dios manda. Entonces, ahora todo tiene sentido y sé dónde estoy y hacia dónde quiero ir. ¿Cuánto tomará eso? No lo sé, pero al menos la ceguera interna la he curado…

 

Como mensaje final: love yourself (ámate a ti mismo), y aunque a veces caigan lágrimas, surjan nuevas dudas y sientas que necesitas algo con desesperación, el camino correcto para ser felices empieza por mirarnos al espejo y en realidad sentirnos a gusto con lo que estamos viendo.

 

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload