¿Qué tan difícil es hacer una lista de resoluciones de Año Nuevo?

January 2, 2019

 

 

4 horas entre ver Netflix, llenar las últimas páginas de mi agenda de 2018 y un par de vasos a la mitad de ron ponche fueron necesarios para que yo pensara en si acaso 5 cosas que quería lograr este 2019.

 

Ya sé, me dirán que es súper trillado hacerse grandes resoluciones cuando es un estado psicológico donde no significa el mega cambio del mundo pasar de un año a otros, cuando en realidad solo sale el sol a un nuevo día, como pasa cada 24 horas. ¡Pero vamos! Dejando de lado las teorías o los pensamientos demasiado negativos y que acaban con la poca dosis de motivación que arrastramos al último día del año, hacer estas resoluciones sí ayuda.

 

Si revisamos el año que ya pasó, habrá sorpresas, emociones encontradas, metas que cumplimos, otras que no y así una serie de eventos desafortunados y otros muy dichosos que a final de cuentas vivimos todos los años. No, no nos pasa lo mismo cada año, pero las emociones sí se repiten. Todos los años vas a reír, llorar, decepcionarte, confiar, volver a decepcionarte, sorprenderte y si tienes buena suerte, te sentirás feliz. Entonces, todo este ejercicio de plasmar nuevas metas es una terapia interna que nos motiva a creer que cada año será mejor que el anterior, y aunque a medida que pasen los meses vendrán las pruebas y los momentos no tan benditos, es sano para nuestra paz interior empezar el año con esos ánimos de que podemos cambiar nuestra vida (que en efecto, muchas veces sí pasa con ciertas cosas, no seamos tan pesimistas). Es por esa simple y a la vez compleja razón que yo pertenezco al grupo de los dependientes motivacionales que ponemos un 40% de nuestra esperanza en que hacer resoluciones de año nuevo será esa batería recargable que nos ayudará a empezar firmes y decididos el año que sigue, en este caso, el tan esperado 2019.

 

Me tomó 4 horas entre pausas comerciales literales poder armar mi lista para este 2019. No por lo larga, sino porque me parecía tan complicado poder hacer un listado real, medible y que me hiciera sentir conforme y feliz con los posibles resultados. Había  pensamientos emocionales, otros profesionales y algunos tan propios como poder hacer 2 viajes en el año. Al final, pude sacar una lista con la que me siento feliz si llego a cumplirla, y si no, sé que mantendré las resoluciones el año que sigue. Desde cosas tan obvias y que siempre le he dado vueltas (como ser constante en el gimnasio) a ponerle fin a varias emociones que no estaban ayudándome a sentirme en paz conmigo misma, este 2019 no me promete nada, más bien yo le prometo mucho a mi vida en ser alguien mejor que pueda verse al espejo y sonreír sin tener que pensarlo.

 

Es más, este año intentamos algo peculiar entre un par de amigos: un brindis de resoluciones. Si bien es cierto cada quien tiene una realidad distinta atolondrada de conflictos internos que muchas veces no compartimos, al final todos queremos ser mejores y sentirnos más felices, por eso, en medio de los fuegos artificiales y la fiesta, hice un brindis con un par de amigos a fin de año (con unos más emocionados que otros) pero aún así dispuestos a tomar ese acto simbólico de lo que estábamos esperando de nosotros este nuevo año y para que lo tuviésemos en mente cada vez que alguno pensara en cometer una trastada o estupidez. Al final, sabemos que igual cometeremos errores porque necesitamos historias para la posteridad, pero al menos procuraremos que dichos errores no sean los mismos del 2018. Que este nuevo año sea una oportunidad para destacarte y poder decir cuando finalice: vaya que lo hice bien. Que tus propósitos no sean una simple tradición de verano, sino una lista o recordatorio de que tienes derecho a mucho más de lo que a veces tu corta mente aspira, de que eres valioso y mereces estar feliz y despertar cada mañana motivado y con ganas de conquistar el mundo. Aleja lo malo, recupera lo bueno y siempre piensa en ti y tu salud mental. Y como dice Pablo Martínez (de quién deben escuchar su música y ver sus reflexiones diarias del evangelio): ¡vamos que se puede!

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload