No estás mal...solo creciste

April 18, 2019

 

No estás mal, repítetelo una y otra vez. Sólo creciste. No estás teniendo un cambio anti social ni de enfriamiento espiritual, es solo que tu tiempo no es el mismo.

 

No estás mal, es sólo que ahora debes dormir un poco más. El tráfico diario a la ciudad y tus largas jornadas laborales te impiden trasnocharte como antes, no te dejan aunque quieras quedarte hasta las 3 de la mañana ayudando, tienes que descansar por tu rendimiento en la oficina y porque no quieres pasar el día con migraña.

 

No estás mal, a veces no puedes controlar que no llegas a tiempo a la reunión. Somos una ciudad dormitorio y en la tarde es una ruleta rusa saber si estarás en casa a las 6 o a las 9:30 p.m. Intentas, pero no has desarrollado aún el poder de control de tráfico o la tele transportación y simplemente no puedes llegar, pero eso no está bajo tu potestad.

 

No estás mal, los turnos nocturnos de clases universitarias son un hecho irremediable. No es que no quieras ir a la hora santa o ya no participes como antes del Vía Crucis de Cuaresma de los viernes, es que simplemente ahora ese espacio de tu agenda tiene nombre y apellido…y no puedes hacer nada al respecto, salvo ser irresponsable con tus asuntos profesionales o académicos, lo cual no sería muy ético.

 

No estás mal, tienes otros problemas. Quizás tus días de adolescente estaban bastante simples y sin pleito, pero ahora tus tardes o noches post trabajo o Universidad son para ir al gimnasio porque decidiste prestarle atención a tu cuerpo, quizás tienes conflictos emocionales que un psicólogo debe escuchar en terapia o por fin encontraste esa pareja especial, que como toda en la vida implica tiempo. Y no es malo, es más, te lo mereces.

 

No estás mal, puedes cumplir con tus responsabilidades sin estar en una burbuja con la que no te identificas. Quizás el trabajo, tu vida personal, tus problemas internos y tu agenda te limitan solamente a cumplir con lo necesario, sin aplicar a horas extras en la parroquia o teniendo otros intereses dignos de tu edad. Al final no se trata de una competencia o una búsqueda del mérito al que estuvo 24 horas en la parroquia, sino de quiénes hacen su trabajo y servicio con amor, responsabilidad y pensando siempre en el bien de la comunidad o grupo al que pertenece o representa. Si tú tomas un taxi o tu auto para irte a casa después de la reunión o ensayo mientras los demás se quedan 2 horas más, tranquilo, tu tiempo de esas andanzas quizás ya pasó. Tu servicio ha evolucionado y sigue intacto en entrega y amor, pero ser adulto y tener otras cosas que hacer no es un pecado, es parte de crecer y adquirir otros compromisos.

 

No estás mal, querer estar en una sola actividad en vez de acaparar todo no es de perezosos, sino de personas inteligentes. El que mucho abarca poco aprieta y si tu tiempo es limitado, es mejor que puedas cumplir muy bien en tus responsabilidades y estar en un solo grupo a tener que estar faltando y quedando mal sólo por querer participar en 5 actividades diferentes a la vez.

 

No estás mal, no es obligación estar en todo. Ves los chicos que le dan la vuelta al reloj, pero tú no puedes, ¿eso te convierte en alguien malo? ¿Menos espiritual? ¿Menos digno? No, te convierte en alguien con obligaciones externas. Un trabajo, una familia que atender, una pareja a quién también dedicarle tiempo, un proyecto personal, una enfermedad, o una simple necesidad de descanso. La mentalidad de decir que el que más cansado está es el que más digno es o más calificado como cristiano está es solo una cliché que escuchamos y que nos inspira a veces un sentido de culpa innecesario. Si tienes tiempo, hazlo, ayuda. Pero si no tienes el tiempo de antes, apoya en lo que puedas y no te vayas a enfermar o caer desmayado por tratar de quedar bien. Muchas veces el trabajo en exceso incluso reduce la espiritualidad, es cuando nos toca cuestionarnos qué vale mal: asistir a Misa, confesarse, servir y dedicar tiempo libre de las responsabilidades a la parroquia…o estar 24 horas disponible con una corazón vacío que dedica tiempo a todo menos a su crecimiento espiritual…

 

Al final de todo, solo me queda decir que…no estás mal, sólo creciste.

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload