"Parroquias nubladas: los amantes del protagonismo"

May 20, 2019

 

Suspiro al leer este título…

 

Me ha tomado tiempo comprender que las personas no se decepcionan de la Iglesia por lo que la misma predica, sino por como las personas que son parte de la Iglesia toman esas creencias y las alteran a su manera. Los extremistas, fanáticos y quiénes han tomado aquello que Jesús predicó para usarlo a su favor y confundir a muchos son algunas de las acciones temibles que manchan una Iglesia que busca la paz, la conversión y la unidad entre la humanidad. Te pido que no dejes que tu fe se vea nublada por eso, mas bien, tómalo como un reto o prueba divina para demostrar que tu fe no es regida por hombres, sino por Jesucristo. 

 

Y me ha tomado tiempo aceptar de que quiénes están de lleno en la Iglesia son algunas veces quiénes van por ahí nublando el panorama, confundiendo a los demás y cerrando una burbuja  donde tal cual como decía Charles Darwin, sólo los más fuertes (o astutos) son los que sobreviven. Y quiero hacer énfasis en que esto no es un ataque ni algo genérico, pero siento que es bueno hablar de lo que sabemos que a veces hacemos y nos corresponde mejorar. No es un secreto que la Iglesia como todo en este mundo es un lugar lleno de seres humanos, con errores, limitaciones y asuntos por resolver. Por eso, más que ser señalados por los errores que cometemos, hay que tomarlo como una aceptación de la realidad para salir adelante. 

 

Crecí en un entorno donde las puertas eran abiertas para la fe y el servicio y donde tu carisma lo podías poner como instrumento de evangelización para que otros conocieran a Jesús. Era un camino sencillo pero gratificante: empezabas como miembro de un grupo parroquial y luego si tu trabajo era bueno podías tener una responsabilidad de líder. Y si no, no importaba, seguías allí trabajando con amor y entrega. 

¿Cuándo dejamos morir eso? Siempre pienso que antes de criticar a quiénes no piensan como nosotros es más válido echar un vistazo al espejo a lo que nosotros mismos estamos haciendo y la realidad es que muchas parroquias más que un Templo de oración son una empresa, donde los que han hecho demasiado por llamar la atención reciben los mejores tratos.

La misma gente, los mismos favoritos y por ende, los mismos errores. Nos hemos convertido en dos bandos: los que deciden que se hace (la minoría) y la mano de obra, es decir, el resto de la comunidad que no busca grandes protagonismos, simplemente servir, tal como corresponde.

 

No puedo hablar de los adultos mucho porque no veo su realidad, pero puedo decirle a esos jóvenes que les encanta figurar y estar allí estampados como figuritas repetidas en todo que están haciendo muy mal, no solo están ganando personas que piensen mal de ustedes, sino que están alterando el ejemplo de una Iglesia viva, unida y justa. Jesús nos llama a ser protagonistas, pero no precisamente de esa forma. 

 

¿Quieres llamar la atención? Ponte de último entonces. ¿Quieres que hablen bien de ti? Da el ejemplo. ¿Te gusta ser protagonista y estar en todas? Hazlo, pero como un servidor más, uno que busca ayudar a los que lo necesitan y que antes de pensar en sí mismo mira por delante a 99 chicos que necesitan atención y oportunidad. 

 

Tenemos tanto que comprender, pero hoy quiero que captes que hacerte el especial e importante en la Iglesia es de las peores acciones que puedes cometer. Te invito a que antes de querer estar allí con tu nombre grabado en oro y con estrellitas de colores, fijes tu mirada en aquellos jóvenes que necesitan una guía, un ejemplo, un verdadero líder. Hay que luchar por involucrar más a los jóvenes, no como una mano de obra que todo lo puede, sino como mentes pensantes con ideas brillantes que merecen una oportunidad de ser escuchados y de actuar. Y la oración, tenemos que hacer énfasis en el seguimiento espiritual, ese que de verdad nos va a llevar a la vida eterna, nuestra meta más preciada. 

 

Hay tantas parroquias nubladas allá afuera por el deseo de sus miembros en ser los mejores, los que más llaman la atención, los que reciben todo el mérito. Creo que más vale una parroquia humilde sumergida en la oración y preocupada por el crecimiento espiritual de sus miembros a una que parece una empresa con fuegos artificiales, tan artificiales como su fe.

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload