Influencers del evangelio: ser valientes en el siglo XXI

June 10, 2019

 

Cuando el Papa Francisco dijo en la pasada JMJ en Panamá que María es influencer de Jesús mi mente explotó. ¿Cómo no lo vi antes? La propia madre de Jesús era su principal influencer al conocerlo tan bien que podría llevar sus enseñanzas y seguir sus pasos. Así también fueron los apóstoles. Y hoy en día, Jesús nos llama a seguir ese camino y ser influencers del evangelio.

 

¿Y cómo funciona eso? ¿Dónde aplico mi hoja de vida para ser embajador de esta marca?

Cuando hablamos de influencers en términos generales pensamos en un personaje famoso, que está vinculado a una marca porque su estilo de vida va acorde con la misma y que puede promover a los demás un producto o servicio siendo imagen, ejemplo y casi que un signo visible de identificación. Conocemos influencer de turismo, de marcas deportivas, de tiendas y hasta de eventos culturales, gastronómicos y de música.

Sabiendo esto, ¿cómo es posible entonces que yo pueda ser un influencer del evangelio? ¿Cuántos seguidores necesito tener en mis redes sociales? ¿Cómo visto, qué digo? Me alegra poder responderte diciendo que ser influencer del evangelio funciona un poco diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en los influencers comerciales.

 

Para ser un influencer del evangelio se necesitan jóvenes y adultos valientes en un siglo impregnado del diario vivir de la mundanidad, dónde predicar resulta un a peste, donde los creyentes del evangelio son  señalados, criticados y el hazmerreír de una sociedad que aplaude cada vez más el libertinaje y la falta de ética y valores. Es pararse firmes y ser testigos del amor de Dios para promoverlo sin miedo, teniendo en cuenta que nadie puede hablar de lo que no conoce, siendo el primer llamado a ser influencer una necesidad de conocer a Jesús y las Sagradas Escrituras para saber de quién estamos hablando y adónde queremos llegar. Una vez que empezamos a conocer a Jesús es reflexionar sus enseñanzas y tomarlas como ejemplo, como un manual de estilo de vida que nos motive cada día a ser mejores personas, llenas del Espíritu Santo y listos para enfrentar las batallas espirituales que se vengan. Jesús no mira tu hoja de vida ni hace un filtro para invitarte a ser un influencer de su Palabra, es más, Jesús siempre nos llama, porque mucho es el trabajo para tan pocos trabajadores. Toca de nuestra parte dar ese Sí como María y tomar el camino de fe que nos invita a la vida eterna.

 

Ahora, conocer a Jesús, leer la Biblia y seguir su estilo de vida suena todo muy bonito, pero de la reflexión y el estudio a la acción hay una gran brecha, una que debemos saltar para que el proceso sea efectivo. Así como los influencers comerciales que tanto usan sus redes sociales, usan las marcas que promueven y asisten a los eventos de los mismos para generar interacciones y nuevos “leads” (clientes potenciales y contactos) a su marca embajadora, nosotros podemos hacer ciertas prácticas súper sencillas pero igual de efectivas para ser los mejores influencers del evangelio y demostrar que no sólo vamos a Misa y decimos que somos cristianos católicos, sino que lo demostramos con acciones claves.

  1. Redes sociales: no podemos hablar de ser influencers sin mencionar las redes sociales. Te advierto, probablemente estas publicaciones no tengan tanto impacto como tus sesiones editadas, paseos a la playa y fotos de graduación o en bailes, pero subir de vez en cuando una reflexión del evangelio, una imagen que promueva frases de santos o de algún papa o lo que sientas que puede ser motivo de evangelización por tus cuentas, es válido. Que no te desmotive si al principio no consigues mucha interacción, estás siendo valiente por el simple hecho de utilizar tus cuentas personales para promover la palabra de Dios.

  2. Eventos católicos: muy bonito que repostees o compartas un anuncio de un concierto católico o retiro, pero lo que más vale es que eso que promueves también lo vivas. De seguro no puedes ir a todo, pero saca un tiempo en tu agenda para asistir a uno que otro evento o encuentro y vive también la experiencia, además, estando allá puedes conocer nuevos contactos y publicar y compartir en tus redes sociales todo lo que viviste.

  3. No spam, pero sí difusores: ¿y si empezamos a compartir a nuestros contactos el Evangelio del día o el santo del día o alguna noticia o artículo interesante para nutrirnos más de nuestra fe? No sé, piensalo…

  4. Todo es un tema de ejemplo: no podemos predicar lo que no vivimos ni conocemos. Conocer a Jesús es una parte, la otra es vivir lo que aprendemos de Él y sólo con nuestra forma de ser, actuar y tratar a los demás ya estamos siendo influencers del evangelio porque los demás podrán ver en nosotros el reflejo de Jesús gracias a las buenas obras que realizamos. Y eso incluye también utilizar nuestros talentos que son algo muy público como bailar, cantar, el arte, ser anfitriones u oradores para gloria de Dios, en eventos parroquiales y donde podamos disponer de dichos talentos para evangelizar.

 

Existen muchas otras formas de ser influencers, para más información, mantente pendiente a nuestras redes sociales, muy pronto estrenamos un video con invitados especiales que ya son influencers del evangelio. ¡Ánimos!

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload