Reflexiones de un catequista de confirmación, parte 2: Eucaristía

June 20, 2019

Bueno y como la última vez les comenté 3 excusas que utilizan muchos para no ir a misa, ahora voy a añadir 10 que son tomadas del Youcat para la confirmación, siendo llamadas 10 razones por las cuales no me lavo (por las cuales no voy a la Iglesia)

  1. De niño me obligaban a lavarme.

  2. Las personas que se lavan constantemente no son más que hipócritas, que piensan que son más limpias que los demás.

  3. Hay muchos tipos de jabón. ¿Cómo puedo saber cuál es el adecuado para mí?

  4. Las centrales de abastecimiento de aguas sólo buscan nuestro dinero.

  5. He intentado lavarme, pero siempre me resultó aburrido y es lo mismo una y otra vez.

  6. En el cuarto de baño el ambiente es frío.

  7. Yo me lavo en Navidad y en Pascua. ¡Eso debería ser suficiente!

  8. Ninguno de mis amigos considera necesario lavarse.

  9. Realmente no tengo tiempo para lavarme.

  10. Quizás me lave cuando sea mayor.

     

¿Logras hacer la similitud de lavarse con la Iglesia? Espero que sí.

 

Es evidente que estas 10 excusas no son suficientes, que sin duda se nos pueden ocurrir más, pero tal vez puedas pensar que tu ausencia en la misa no es notable, nadie se va a dar cuenta o mucho menos te van a extrañar,  comenzado por el hecho de que tal vez nunca has ido o vas muy poco, pero la ausencia de sólo una persona es muy evidente, no es solo un lugar vacío, pues si todos piensan como tú lo haces, ese único lugar vacío va a crecer y pronto sería una fila vacía, luego dos y como una herida que se infecta, el cuerpo entero se verá enfermo, pues las partes sanas de una manera u otra se sentirán desanimadas, tristes y al igual que tú, no volverán, pues la misa o Eucaristía es comunidad y una comunidad no se forma sola. Dando por entendido que tu sola ausencia pudo ser la causa de una enorme soledad en el templo.

 

Otro elemento que pasa en la misa es que como decía en el escrito pasado, la Iglesia nos dice que es una obligación ir a misa, y la excusa número uno nos decía que de niño nos obligaban a ir. Esto es entendible pues nuestros padres buscan lo mejor para nosotros. Es cierto que cuando bebés decidieron por nosotros y nos hicieron parte de una comunidad, pero la razón de la confirmación es que tú, con una conciencia formada o en formación, puedas discernir si deseas seguir siendo parte de la comunidad o no, pues este sacramento se les confiere a adultos en la fe, pero para ello antes debemos conocer la comunidad, la Iglesia católica y esto se hace a través de la Eucaristía, de la asistencia y participación de la misma, pues no es lo mismo ir a misa sólo por cumplir a ir por amor, y que ese amor te mueva a ayudar, sea en la venta de periódicos, la repartición de las semillas u hojas de las lecturas, recoger la limosna, ser lector, en fin, las opciones para ser parte de la misa son muchas, sólo necesitas interés, vocación, pero sobre todo perder el temor al que dirán, pues es él quien frena muchas cosas dentro de la Iglesia.

Ahora para terminar, deseo añadir lo que el Catecismo de la Iglesia Católica nos dice en el número 1309: «La preparación para la confirmación debe tener como meta conducir al cristiano a una unión íntima con Cristo…»

Pues bien, dos cosas antes de concluir:

  • ¿Puedes llegar a una unión íntima con Cristo si no lo conoces?

  • ¿Quién te debe conducir a esa unión?

La última pregunta nos dirige al siguiente tema. ¿Cómo ir a misa cuando mi catequista no asiste? Pero eso será en otra ocasión que analizaremos este punto.

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload