Reflexiones de un catequista de confirmación, parte 3: ¿Y si mi catequista no va a misa?

June 21, 2019

 

Sé que estamos acostumbrados a seguir personas, lo hacemos en nuestras redes sociales, pero… ¿por qué los seguimos? Bueno, yo podría decir que lo hacemos porque esa persona nos ofrece algo de interés, de ahí que estamos pendientes a sus publicaciones y buscamos interactuar con ellos, pero… ¿cuándo perdemos el interés? Bien, lo podríamos perder en el momento en el que esa persona haga algo contrario a sus propios principios, cosa semejante pasa con nuestros catequistas, son seres humanos, pero con la particularidad de que al igual que un influencer, nos dejamos guiar pues como jóvenes creemos en su madurez y liderazgo, pero si esa persona llega a fallar, la cosa bien podría complicarse, y no estoy hablando de un pecado mortal, me refiero a si tu catequista no asiste a la misa, ¿qué hacer?

 

Primero entendamos lo siguiente: la misión del catequista corresponde al concepto esbozado en la Asamblea Plenaria de la CEP, en el 1970: "El catequista es un laico especialmente encargado por la Iglesia, según las necesidades locales, para hacer conocer, amar y seguir a Cristo por aquellos que todavía no lo conocen y por los mismos fieles".

El catequista es un laico, o sea alguien con las mismas necesidades espirituales que tú y yo tenemos, no es un súper católico sin defectos, todo lo contrario, se debe reconocer como pecador, pero que aún así tiene una misión, y ésta la determina la Iglesia, es ella quien la envía, pero lo hace en base a las necesidades, o sea, no es lo mismo un catequista que ha trabajado con niños a uno con adolescentes o bien adultos, cada quien se siente enviado en un grupo específico. Pero las necesidades locales incluyen la más puntual de todas y es el animar a la comunidad parroquial y la manera más eficiente para hacerlo es desde la asistencia a la misa. Además, el catequista es enviado para: hacer conocer, amar y seguir a Cristo. Lo que significa que para realizar esa acción, antes debes conocer sobre quien vas a hablar y si la asistencia a la misa es pobre, su conocimiento lo será igual. Pues no se puede anunciar a quien no se conoce. El catequista debe ser coherente entre lo que dice y lo que hace, pues esta frente a la mirada (por así decirlo) de la comunidad parroquial, tal vez de aquel que aún no asiste con regularidad a la misa, pero que al ver a un catequista alegre, que participa en la celebración eucarística, lo haría cambiar, pero si descubre que el catequista rara vez asiste a la misa, y cuando lo hace usa excusas como : “No puedo leer, porque no traje mis anteojos” dará un pésimo testimonio, pero si el catequista asiste a la misa: ¿le sirve de algo? ¿Lo transforma? Pues el Youcat en el numeral 221 dice, junto con el Catecismo de la Iglesia Católica:

 

 ¿Cómo me transforma la Sagrada Comunión?

 

 Cada sagrada ->COMUNIÓN me une más íntimamente con Cristo, me convierte en un miembro vivo del cuerpo de Cristo, renueva las gracias que he recibido en el Bautismo y la -» CONFIRMACIÓN y me fortalece en la lucha contra el pecado. [1391-1397,1416]

Resumiendo, el catequista es un laico que ha recibido el sacramento del bautismo y  la confirmación, es una persona con una misión, pero que al ser líder, antes de serlo es un servidor más y si no se forma directamente con el Maestro, entonces se deforma en la soledad.

Es probable que surjan temas relevantes a este, así que si surge alguna idea, la leeré con gusto, nos vemos en misa, seguimos en oración.

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload