El olor de la pobreza

August 2, 2019

 

De camino encontrarte Jesús y pasar como si nada, mientras en mi cabeza está el ayudar me detengo a pensar: ¿qué dirán los demás?

 

Pasa el tiempo y el remordimiento encontré, cómo pude no mirar tu pobreza, tu sencillez en el hermano que me dice: “dame pan para comer”.

 

Llego el día y convencida de que no te fallaría, pero aún mis ruidos me impedían escucharte y de tanto dudar tú cambiabas de lugar, volteando de lado a lado ni el rastro me has de dejar, cuando solo esperabas que a ti volviera. Fue entonces que sentí que no debía seguir, esperando que otros hicieran lo que tú me pedías a mí, como dejar escapar la llama que me quema, a otras manos que no conocen el poder que en ellos llevan; no es delirio, es agonía de perderme tu sonrisa con la que un gesto de caridad te pudiese llenar de alegría. Qué esperas alma mía, búscale en el necesitado y no te quedes a esperar a que te agradezcan por lo que has dado, ni por el mérito que puedas encontrar en el incapaz. Vete lejos vana gloria, que a mi lado no hay lugar.

 

Sí, la pobreza huele mal, cuando miras y te da igual, cuando piden y no das, cuando ignoras la necesidad, pero sé que puedes perfumar y aprender a amar a Jesús que en ellos está dándote una luz, una señal de lo cerca que estás de un encuentro con la divinidad.

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload