23 lecciones de vida que mi papá me enseñó

September 6, 2019

 

  1. Confía en Dios y verás que todo saldrá bien: Muchas veces en semanas de parciales o exámenes llegaba a casa con cara de preocupada. Papá siempre me preguntaba al pasar la puerta: “¿cómo te fue en el parcial?” Y luego de ver mi cara decía: “Bueno, ya verás, confía en Dios y todo saldrá bien”. Irónicamente siempre tuvo la razón.

  2. Bailar sin saber caminar: Desde pequeña mi papá siempre en la hora de mi siesta ponía música en la sala y me cargaba bailando hasta quedarme dormida. Aquellos movimientos, con la voz de Bocelli me hizo enamorarme del baile sin haber aprendido a caminar.

  3. Luchar por tu familia: papá tuvo momentos en su trabajo donde le tocaba turnos nocturnos o trabajaba en fiestas (Navidad o Año nuevo). Eran momentos difíciles que casi no lo veíamos pero todo era necesario para poder llevar el pan a la casa. Mi papá me enseñó de sacrificios por mantener a una familia estable junto con mi mamá.

  4. Viaja: papá tuvo oportunidades de viaje. Uno de ellos fue su gran viaje a China cuando yo tenía alrededor de 4 años. Yo agarraba el teléfono siempre y simulaba que lo estaba llamando. Papá conoció uno de los países más increíbles a pesar de tener hijas pequeñas. Lo hizo por nosotras.

  5. Disfrutar de las comidas: papá amaba la comida. Una de sus favoritas era la carne, de cualquier tipo. Me enseñó diferentes tipos de carnes, cómo comerlas, cuáles eran las mejores, como la cocinaban en diferentes países. Cuando cociné por primera vez sola un Ribeye, él estaba tan feliz y simplemente dijo: “ya puedo dejar de cocinar aquí”.

  6. Cometer errores y aprender de ellos: papá no fue perfecto. Ninguna persona lo es. Discutimos muchas veces y cada vez más conforme yo crecía. Papá, aún en sus 60, cometió errores los cuales pidió perdón a Dios y luego a nosotras. Papá era humano y aprendí de que nunca se dejará de cometer errores, pero lo más importante es que nunca se dejará de aprender de ellos.

  7. Dios, es un Dios de segundas y terceras oportunidades: papá al principio no fue tan cercano a Dios. Mamá siempre ha ido a la iglesia desde su juventud y hubo muchos momentos en el matrimonio de ellos donde mi mamá iba pero mi papá no. Llegó el llamado de Dios y papá comenzó a ir a la iglesia. ¡Hasta iba mucho más que yo! Y eso me hacía muy feliz. Ayudó en la Jornada Mundial de la Juventud 2019, en las ferias parroquiales, comisiones médicas, asistió a las horas santas, misa todos los domingos a las 6 a.m. y de un momento a otro muchos conocían ya a mi papá. Papá se tardó en conocer a Dios pero Dios siempre lo aceptó.

  8. La religión no es un límite para el amor de Dios: fun fact, mi papá no es bautizado católico. Sin embargo, comenzó asistir a la iglesia católica y a practicar más el catolicismo desde hace 30 años. Hubo una época donde su religión no fue muy aceptada por algunas personas católicas, pero eso no le importó. Él, hasta en sus últimos días, siempre estuvo muy pegado al catolicismo y a nuestra parroquia.

  9. Hacer las cosas con amor, inclusive cuando no quieres hacerlo: papá siempre deseó tener hijas, más no hijos. Dios le concedió el deseo con 3 hijas y 1 nieta, teniendo 5 mujeres (contando a mi mamá) en su día a día. ¡Qué lío! Papá era nuestro Uber, Glovo, Appetito24, constructor, plomero, cocinero el “¿papá puedes pagarme esto al banco?” “¿Papá puedes buscarme en tal lado?” “Papá, ¿puedes arreglar esto de la casa?” “Papá, ¿puedes hacer la cena?”. Y hasta yo debo admitirlo, a veces era muy sofocante tener que complacer a 5 mujeres, pero al final, él lo hacía. Con pocos deseos a veces, pero lo hacía por amor a nosotras.

  10. Ser honesto: papá siempre decía sus opiniones a pesar de no ser lo que la gente quería escuchar. Muchas veces hubo momentos oscuros en un antiguo trabajo de él, donde muy fácilmente podría haber ganado dinero extra. Simplemente se alejó, al tiempo lo despidieron y más feliz no pudo estar de haber salido de un lugar tóxico.

  11. Cantar a todo pulmón: papá adoraba cantar. No era el mejor pero él siempre los fines de semana ponía música a todo volumen y cantaba, sin importar lo que dijera los vecinos. Era como su manera de relajarse, de des estresarse y hacer oficios al mismo tiempo. Él no le importó lo que pensaban los demás, él era feliz a su manera.

  12. Pasión por algo: sin importar lo que la gente opinaba, papá tenía una gran pasión por algo: el fútbol. Muchas veces la gente lo criticaba porque pasaba mucho tiempo viendo fútbol pero al final esa era su manera de tener un tiempo para él solo. Ese era su tiempo relax. Tiempo en el que él solo pensaba en quién ganaría el siguiente partido y está bien desconectarse de los demás por un rato.

  13. El dinero no importa: cada centavo extra que papá ganaba siempre lo usaba para llevarnos a pasear. No se daba ningún lujo, solo el lujo de irnos en familia por muchos lugares. Debo reconocer que conozco casi todas las provincias gracias a él. Desde Isla Colón hasta Cerro Punta, desde Pedasí hasta la playa Santa Catalina. Papá siempre usaba su dinero extra para hacernos felices y conocer un poco más de Panamá.

  14. La educación es lo primordial: papá siempre decía que nunca dejaría nada material cuando le tocara irse. Él siempre dijo que su mejor herencia era nuestra educación y así fue. Dos hijas profesionales y una universitaria a un año de graduarse.

  15. Cocinar sin recetas es lo mejor: papá amaba cocinar. Siempre le preguntaba quién le había enseñado a cocinar tan bien y me respondía que el hambre. Era tan bueno que nunca usaba recetas, ni escribió las suyas. A veces no seguir las reglas está bien.

  16. Robarse un pedazo de chocolate no es tan malo: usualmente me regalan chocolates, pero no soy de comérmelos todo de uno solo sino pedazo a pedazo cada día. Papá siempre robaba un pedazo de chocolate y aunque a veces me molestaba muchas veces no le decía nada. Esos eran unos segundos de felicidad para él de comerse un pedazo de chocolate. Y su felicidad, es mi felicidad.

  17. Disfrutar de la vida aún con enfermedades: papá llegó a sufrir enfermedades pero eso nunca lo detuvo en su manera de disfrutar la vida ni mucho menos de servir a la Iglesia.

  18. Chistes que nunca se olvidarán: bueno, creo que este no necesita mucha explicación. Todos recordaremos sus famosos chistes y la manera que hacia reír a mucha gente.

  19. Todos los días se aprende algo nuevo: ver programas de Discovery Channel o History Channel en algún momento del día, de verdad funciona para aprender algo nuevo.

  20. Abraza siempre: papá siempre me abrazaba todos los días antes de irme a la universidad y el día que no lo hacía, yo lo abrazaba. Era nuestra manera de decir un “te amo” y un “espero que vuelvas con bien a casa”.

  21. Estar orgulloso siempre: creo que nunca hubo un hombre tan orgulloso de sus 5 mujeres como lo fue mi papá. Hace unas semanas mi mamá salió en la televisión y él casi llama a medio mundo para contarles que tenían que ver a mi mamá en la tele.

  22. Cuidar a la naturaleza: papá era fanático de las orquídeas. Tanto, que nos ha dejado un gran legado en nuestro jardín.

  23. Amar sin medidas: papá nos amó con todo su corazón a pesar de ser 5 mujeres con opiniones muy diferentes a él. No sé qué hubiera sido de mí si no lo hubiera tenido como padre. Agradezco a Dios por el tiempo que me lo dio y sé que lo amaré para siempre de tal modo que él siempre me amó.

Please reload

Nuestra red de escritores"Como un granito demostaza" te da la bienvenida.

¿Tienes algún artículo que deseas publicar? ¡Únete a nuestra red de escritores! Envíanos tu escrito a comoungranitodemostazapty@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
Please reload

Recent Posts

November 15, 2019

October 22, 2019

October 15, 2019

October 4, 2019

September 26, 2019

September 24, 2019

Please reload